“Somos malas, podemos ser peores”

Compartir nota

El Universal

 

Ciudad de México.- Poco más de 500 mujeres, jóvenes en su mayoría e integrantes de diversos colectivos, protestaron y realizaron desmanes frente a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y de la procuraduría local, para exigir el esclarecimiento y castigo de los cuatro elementos preventivos acusados de violar a una menor en calles de la alcaldía Azcapotzalco.

El punto de reunión de las manifestantes fueron las oficinas centrales de la SSC, donde gritaron consignas en contra de los elementos de la corporación y grafitearon el edificio: “Somos malas, podemos ser peores”, “cerdos violadores”, “atacan a una y nos atacan a todas”, “no nos cuidan, nos violan”.

Luego, el secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta Martínez, salió de sus oficinas para intentar dialogar con ellas. Escoltado por tres guardaespaldas, hacía declaraciones a la prensa cuando, de entre la multitud, una de las manifestantes arrojó un puñado de polvo de diamantina color rosa a la cabeza del funcionario, quien se mantuvo unos instantes en el lugar.

Pero el personal de seguridad que lo resguardaba lo encapsuló y de inmediato lo regresó a las instalaciones de la SSC; el rostro del jefe policiaco fue de frustración, pues ni si quiera pudo identificar a su agresora; en ese momento se rompió el diálogo entre las manifestantes y la policía capitalina.

Las jóvenes estuvieron en ese lugar alrededor de 15 minutos. Durante ese tiempo rayaron las paredes de la institución e incluso pintaron de rojo los uniformes de los policías que se encontraban ahí.

Comentarios

comments

Compartir nota