Banner Noticias Publicidad
 

Hospitalidad y escucha, actitudes para una cultura de paz: Pbro. Israel Arvizu

Compartir nota

Por Enrique Zamudio

Fotos Miguel Cruz

Noticias

 

La Estancia, San Juan del Río.- Al adentrarse en territorio sanjuanense, la romería guadalupana se congregó ayer en esta localidad para participar en la Ceremonia Eucarística, presidida por el Vice Canciller de la Diócesis de Querétaro, Pbro. Israel Arvizu Espino.

Inspirado en la Palabra de Dios, el padre Israel Arvizu reflexionó acerca de dos actitudes que son esenciales en la vida de las personas: la hospitalidad y la escucha.

Ante miles de peregrinas, el religioso explicó que en la cultura hebrea existe la Ley de la Hospitalidad, con la cual todo peregrino tiene derecho de asilo, de hospedaje, de alimentación.

“Jesús, antes que ser maestro, antes que ser profeta, era un peregrino y vemos a Jesús recorrer pueblos y ciudades anunciando el Evangelio”.

Al profundizar sobre el significado de esta Ley de la Hospitalidad, el Pbro. Israel Arvizu dijo que esta fomenta las relaciones interpersonales que permitan fortalecer el objetivo principal de las comunidades: crear comunidades de paz.

Lamentó que en la actualidad las colonias y fraccionamientos son cada vez espacios amurallados, enclaustrados, privados.

“La Paz se construye desde costumbres y tradiciones como esta Ley de la Hospitalidad, que consiste en acoger a quienes nos visitan”, expresó Arvizu Espino. “¿Cuántas bendiciones nos vienen cuando acogemos al forastero? En una cultura celosa y resentida por la violencia, lo más fácil es encerrarnos, amurallarnos con controles de seguridad”.

Exhortó a las peregrinas a aprender a recibir al forastero, no sólo el que pasa en grandes caravanas, sino en acoger al vecino, al amigo, al pariente.

En este sentido, llamó a abrir las puertas de la casa y, especialmente, favorecer la escucha, la fraternidad, la paz y la concordia.

El padre Israel Arvizu afirmó que, gracias a la peregrinación, muchas personas han logrado hacer amistades y extender sus redes fraternas.

“Ojalá que para eso nos sirva la peregrinación, para extender lazos de amistad”.

Al retomar esta escena bíblica en que María y Martha reciben a Jesús, el Pbro. Israel Arvizu ejemplificó cómo Martha se preocupa tanto del hacer que se olvida de lo esencial: escuchar y recibir al huésped.

“Nos ocupamos tanto del hacer de nuestra vida que nos olvidamos de lo esencial”, dijo el sacerdote, quien lamentó que una de las quejas de los hijos es que no son escuchados y, por ello, se refugian en los teléfonos celulares y las redes sociales.

Por tal motivo, el Pbro. Israel Arvizu consideró como una actitud sana el quitar la televisión del comedor, del cuarto y, actualmente, quitar el celular del comedor.

Arvizu Espino llamó a evitar aquellas nuevas costumbres que violentan nuestras relaciones interpersonales y no nos permiten escuchar.

“Ojalá esta peregrinación permita fomentar la hospitalidad, que permite extender relaciones interpersonales y que sean un camino para la paz”, expresó Israel Arvizu.

En este sentido, afirmó que los católicos queretanos pueden construir la paz en Querétaro y México, generando un clima de confianza y creando redes de fraternidad, donde convivamos en paz y establezcamos redes interpersonales que generen armonía.

Momentos antes de la una de la tarde, la romería proveniente de la Sierra Gorda de Querétaro hizo su arribo a la Parroquia de San Juan Bautista, en San Juan del Río, lugar donde fueron recibidas con agua bendita y muestras de generosidad por parte de las familias sanjuanenes.

Una hora después, la columna proveniente de Querétaro hizo lo propio para integrarse con sus hermanas serranas y así integrar una sola gran romería que hoy parte al Estado de México.

Comentarios

comments

Compartir nota