Hacen todo por Jesucristo

Compartir nota

EL UNIVERSAL

 

Son ídolos del rock y del pop, dueños del escenario; ahora juntos enfrentarán el desafío de compartir el espacio, ponerse detrás de un personaje y dejarse guiar ante un solo objetivo: “Jesucristo Superestrella”, el musical que presentarán Beto Cuevas, Erik Rubín, Leonardo de Lozanne, Enrique Guzmán, María José, Kalimba y Yahir, entre otros cantantes, durante tres semanas.

Rey, profeta y Dios, pero también rebelde y revolucionario son las características que definen a Jesús, quien fue contra las reglas establecidas de su época en pro de un ideal; en eso Beto Cuevas se siente conectado con su personaje en el musical que alzará el telón el 12 de julio en el Cultural Teatro 1 de la ciudad.

“Siempre he tomado y he seguido las enseñanzas de Jesucristo, me siento bastante allegado a lo que él nos dejó, lo he integrado en mi forma de ser, en mi forma de tratar a los demás y en hacerle frente a la adversidad, porque el ego nos lleva a responder de una manera agresiva si nos tratan de manera agresiva, en cambio cuando respondes con el silencio o con un acto amable uno puede desarmar al adversario, esa es la enseñanza de Jesús que después siguió Gandhi, Martin Luther King, entre otros, eso ha sido de gran inspiración para mí”, dice el exintegrante del grupo La Ley.

Yahir, exintegrante de La academia se meterá en la piel de Pedro, aquel que niega a Jesús tres veces. “Pedro es un seguidor muy fiel, es un guardián, un tipo que tiene toda la fe y el amor a la palabra del Señor y está cuidando de él todo el tiempo”, explica el coach de La voz Azteca.

Como padre de familia, Yahir dice comprender bien la actitud de Pedro hacia Jesús, porque el sentido de protección que manifiesta, él lo vive cada día con sus hijos Tristán e Ian, con quienes procura estar el mayor tiempo posible.

Eso sí, asegura que jamás ha negado a un amigo, como se lo han hecho a él. “Pero empiezas a alejarte y se acabó, a mí me gusta darle la vuelta a la página muy rápido. Que hablen mal de mí, de mi familia, meterse con los míos es sagrado, hay cosas que sí puedes perdonar, pero yo prefiero meter distancia”.

A María José le tocó dar vida a una mujer que, considera, es muy ad hoc con nuestro tiempo: María Magdalena.

“Tal vez no es tan mal vista como en ese entonces, que siempre estaba acompañando a Jesús y se le veía con varios hombres, por eso la reputación que tuvo de prostituta, pero era una mujer revolucionaria y en esa época la mujer no podía hacer mitotes, entonces eso actualmente no se siente como malo, incluso podría ser un poco feminista, luchona, que puede defender al hombre que ama; creo que muchas mujeres se identificarán con esta María Magdalena que con la del pasado”.

Beto Cuevas se la está tomando en serio; comenta que ha investigado y ha hecho trabajo de mesa junto con sus compañeros, además de estar bajando de peso para dar vida al personaje. El musical, agrega, es una nueva experiencia que no quiere desperdiciar.

“Eso me permite seguir creciendo y me abre puertas que hasta el momento no había sospechado que estaban. Creo que lo más importante más allá del físico, es sentir al personaje y dar una interpretación propia para que la gente lo sienta”.

La “Josa”, quien recientemente fungió con juez del reality show México tiene talento, tiene más experiencia en actuación. En 2009 participó en el musical “Qué plantón”, como Hiedra, pero dice que ahora es más consciente y segura en lo que hace.

“Después de 10 años, donde he hecho otras actuaciones especiales, les ha gustado este papel de María José en actriz, porque me han estado buscando para diferentes cosas; me hace sentir bien estar en esta obra, me ayuda a experimentar otras cosas y me quita un poco el peso de encima de llevar yo sola el show, aquí eres parte de una familia y un engrane más de esta maquinaria”.

 

Comentarios

comments

Compartir nota