Banner
 

Viable, proceder legalmente contra Carolina Herrera

Compartir nota

EL UNIVERSAL

Carlos Lara, especialista en legislación cultural, sostiene que se podría proceder legalmente contra la marca Carolina Herrera que para su colección Resort 2020 retomó elementos de Coahuila, Hidalgo y Oaxaca; sin embargo, indica que es un proceso y que primero es necesario que las prendas salgan a la venta.

“Habrá condiciones (de acciones legales) cuando salgan a la venta. Se tiene la Ley Federal de Derechos de Autor, el Artículo 424, fracción tercera, del Código Penal Federal, y a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI)”, señala el especialista.

El artículo 424 establece que quien use “en forma dolosa, con fin de lucro y sin la autorización correspondiente obras protegidas por la Ley Federal del Derecho de Autor” tendrá una penalidad de seis meses a seis años y de 300 a 3 mil días de multa.

Los senadores Ricardo Monreal y Susana Harp preparan una demanda contra la marca Carolina Herrera por plagio; sin embargo, Lara indica que el plagio no está planteado en la Ley de Derechos de Autor, y en ese caso “sólo está estipulado que den el debido crédito”.

Apoyo institucional. Las secretarías de Cultura de Hidalgo y Coahuila, así como el municipio de Juchitán, Oaxaca, se sumaron a las expresiones contra la utilización de elementos culturales en la colección de Carolina Herrera.

Emilio Montero Pérez, alcalde de Juchitán, expresó su “más enérgica protesta” ante el uso ilegal del patrimonio cultural, pues “las creaciones de nuestras artesanas y artesanos son recintos de identidad, donde se plasma la cosmovisión e historia de las comunidades; en ese sentido, nuestros pueblos tienen que ser los titulares del derecho para el uso y aprovechamiento de sus elementos”. El alcalde agregó que Juchitán se suma a la protesta asentada en la carta que la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, envió a los diseñadores Carolina Herrera y Wes Gordon, y coincidió en que “se trata de un principio de consideración ética…”

Ana Sofía García Camil, secretaria de Cultura de Coahuila, señaló que esta situación es una oportunidad para proteger el diseño del sarape. “En este caso, el estilo de tejido y colorido que muestran las mencionadas prendas corresponden al denominado Sarape Fantasía; sin embargo no existen registros que protejan los derechos de propiedad para los diseños de estas piezas”.

El Sarape de Saltillo, dijo la secretaria, sí cuenta con registro de marca ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, con fecha del 11 de julio de 2016, mismo que protege los derechos en el proceso de elaboración del denominado “Saltillo Sarape Fino”.

“Esta es una oportunidad para que el gobierno de México implemente las normas que permitan a los artesanos —en este caso particular, a los Maestros Obrajeros Tejedores de Sarape— registrar sus diseños. Estaremos atentos para trabajar y colaborar con las autoridades federales en el desarrollo de mecanismos legales que permitan resguardar y proteger los derechos de autor de los artesanos”.

José Olaf Hernández, secretario de Cultura de Hidalgo, indicó que la dependencia “hidalguense se suma al clamor social contra este tipo de actos que lucran con el arte popular en el mercado de la moda y también de la iniciativa para proteger el patrimonio cultural inmaterial que por generaciones las poblaciones originarias han heredado con las respectivas técnicas y diseños para su elaboración”.

“Los funcionarios no tienen ni la menor idea de qué hacer. Dicen que van a actuar, pero no dicen el cómo”, señala Carlos Lara.

Comentarios

comments

Compartir nota