Banner Noticias Publicidad
 

HERNÁNDEZ: Sin diálogo y consenso, no hay verdadera educación

Compartir nota

POR MANUEL PAREDÓN Noticias En la misa por el inicio del Ciclo Escolar 2018- 2019, el P r e s b í t e r o coordinador de la Pastoral Educativa, Carlos Hernández, manifestó que no hay verdadera educación si no existe el diálogo y consenso entre directivos, maestros, niños y autoridades para la solución de todos los conflictos.

No existe verdadera educación si seguimos a los jóvenes a los limites de la razón, en cambio, la fe, la esperanza, el amor, todos estos valores, pueden ser una espoleada legitima para la razón, abundó.

En nombre del obispo Faustino Armendáriz Jiménez que, como se informó aquí, participa en el Encuentro Mundial de la Familia que encabezó el Papa Francisco en Irlanda, presidió la ceremonia en Catedral, ayer.

Ante directivos, maestros y alumnos de algunas instituciones educativas, el religioso planteó igualmente que no hay mas tristeza en una educación que aquella que no puede infundir esperanza en los niños.

“Todo inicio el ciclo escolar es un aliciente, una esperanza y estimula la renovación de la tarea educativa.

Queremos poner en manos del Señor, este nuevo Ciclo Escolar”, enfatizó.

Al referirse al profesorado, el religioso recordó que lo más importante de su tarea son los niños que le han encomendado.

Dijo que la razón de todo el sistema educativo está en el esfuerzo por tener mejores, niños más cuidados, niños más educados y ahí es donde tienen que poner todos sus esfuerzos.

“La tarea que estamos realizando, pues, exige de nosotros en este nuevo ciclo escolar, más diálogo, consenso para tener mejores niños”, repitió.

Sostuvo que no puede haber verdadera educación, si no existe el diálogo entre directivos, maestros y la promoción del diálogo también entre los niños, así como con las autoridades como un camino para la solución de todos los conflictos.

“Ésa es la invitación que hace el Papa en el camino educativo, el diálogo”, acotó.

Manifestó que hoy, en las lecturas, se nos invita a una reflexión que no se debe dejar de paso, la pregunta sería donde están los verdaderos hombres de mente abierta.

En ese sentido, el religioso indicó que si en nuestras escuelas no se imparte una educación que estimule la razón a los horizontes de la fe, estaríamos encerrados en los mismos vicios de la razón.

Del Evangelio, mencionó que algunos discípulos que no pudieron ensanchar los límites de la razón y le dieron la espalda a Jesús y ya no quisieron andar con Él.

La razón era, explicó, que Jesús dijo: el que coma de mi carne y beba de mi sangre, no morirá y ellos dijeron que esa manera de hablar no la podían tolerar.

Aquí está, insistió, la pregunta, ¿dónde están los hombres de mente abierta? En ese sentido, el religioso prosiguió: “Si somos capaces nosotros de estimular a los niños, jóvenes, a ensanchar los límites de la razón, tendremos verdadera gente de mente abierta”.

Refirió que frente a un mundo adverso donde pareciera se desbordan las malas noticias, habría que inculcar la esperanza en nuestra historia y no una esperanza idealista sin fundamento, sino que revisando nuestra propia historia, reconoceremos la mano amorosa de Dios.

Comentarios

comments

Compartir nota