Acuden miles al viacrucis viviente en El Pueblito

Compartir nota

POR LAURA VALDELAMAR No ti cias En punto de las 11 de la mañana, inició en el Santuario de Nuestra Señora de El Pueblito, la representación de la Pasión de Cristo, ante miles de personas llenas de fe, se congregaron sobre la calle Pedro Urtiaga para presenciar el acto religioso.

Tras ser presentado Jesús a Pilato, este lo envió con Herodes por no contar con los elementos para sentenciarlo, ante la presencia de Herodes, comenzó a cuestionar a Jesús y burlándose de él le pedía que hiciera milagros y Caifás retó a Herodes, quien lo regresó a Pilato.

Los romanos pedían el indulto para barrabas y la condena para Jesús, En su trayecto, “Jesús” fue azotado en varias ocasiones ante la mirada atónita de los presentes, ahí Pilato preguntó a quién salvaba y gritando pedían a barrabás y los judíos y sumos sacerdotes gritan crucifícale, crucifícale y volvían insistir en el indulto de barrabás, Pilato se dio cuenta que ya no podía hacer nada para dejar libre a Jesús al entregarles a Jesús se lo llevaron a la columna y ahí le dieron 40 azotes, y colocarle una corona de espinas, de regreso Pilato entró al pretorio y lo interrogó de nuevo Jesús no le respondió, y volvió a preguntarle, para enseguida decirle; no ves que tengo el poder para salvarte y el poder para crucificarte, a lo que Jesús respondió “No tendrías más poder contra mí si no te lo hubiera dado el señor”.

Los sumos sacerdote volvieron a probar la débil autoridad de Pilato, a la vista de la multitud y gritando ahí tienen a su rey, y los sumos sacerdotes dijeron no tenemos más rey que el César, Pilato pidió agua y a la vista de todos se lavó las manos, mando soltar a Barrabas concediéndole el indulto.

Soy inocente de la sangre de este inocente, Caifás dijo cargamos con su sangre y con su muerte y lo entregó a los soldados.

Inmediatamente mandó al actuario a que escribiera la sentencia de Jesús de Nazaret, que fuera crucificado en el Gólgota.

Así Jesús inicia su camino al Gólgota, cargando una cruz de aproximadamente 70 kilos, caería en tres ocasiones haberse acercado María para darle consuelo, la Magdalena para secarle el rostro y llegar donde ya seria crucificado junto a los dos ladrones Dimas y Gestas.

Comentarios

comments

Compartir nota