Al alza la demanda de socorristas durante todo el año.

Compartir nota

Noticias

El socorrista acuático, es la persona que se encarga de todo lo relacionado con la seguridad acuática, principalmente de la vigilancia y la prevención, mediante un constante escaneo y llamadas de atención cuando sea necesario, en caso de situación de emergencia el socorrista también debe intervenir mediante sus conocimientos de primeros auxilios.

Es en verano cuando se demandan un mayor número de socorristas, aunque cada vez más estos ejercen en otras épocas del año debido al incremento de centros deportivos con instalaciones acuáticas. La tendencia creciente por el cuidado de la salud y la práctica de ejercicio físico ha hecho que cada vez haya un mayor número de estos centros y que los servicios que se ofrecen sean más diversos, algunos de los cuales se realizan en instalaciones acuáticas, esto repercute directamente en un mayor número de puestos de trabajo para socorristas, ya que en cualquier recinto de estas características se está obligado a tener este tipo de profesionales.
Para poder obtener la licencia oficial se necesita completar un curso socorrista, en el que se adquieren los conocimientos propios, tanto teóricos como prácticos, para desempeñar con normalidad la función propia de este profesional, en estas formaciones se tiene un énfasis especial en el conocimiento de las técnicas de salvamento en los diferentes estilos de natación y remolques, además del equipo propio para la protección propia y ajena, así como los primeros auxilios, pero también hay contenido teórico, como toda la legislación que rodea a la figura del socorrista. Como se ha mencionado anteriormente, un aumento en el número de instalaciones acuáticas que demandan socorristas profesional, supone también que incrementen el número de alumnos que solicitan plaza en los diferentes cursos para obtener la licencia y poder ejercer como tal.
La Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, así como la Cruz Roja, son los principales organismos encargados de impartir esta formación oficial, a las que puede acceder cualquier persona siempre y cuando cumpla con una serie de requisitos, como ser mayor de 16 años y un cierto nivel de natación, ya que hay que superar una serie de pruebas físicas, algo que no todo el mundo consigue. Las condiciones laborales también son un aliciente para todos aquellos que quieran ser socorristas profesionales, ya que han mejorado considerablemente en los últimos años.

Comentarios

comments

Compartir nota