Fake News, eje de análisis en el Congreso de Comunicación Política

Compartir nota

El psicólogo y consultor político uruguayo, Daniel Eskibel, adelanta un análisis sobre las noticias falsas antes del Congreso en Ciudad de México y asegura: “Somos absolutamente frágiles a la hora de ser desinformados”.

Noticias

De un tiempo a esta parte, la comunicación política se ha volcado al análisis de un flagelo emergente que, por su proliferación, apunta a convertirse en una verdadera amenaza para la Democracia. Se trata de las Fake News, esas noticias falsas que se originan desde las redes y se replican por miles a la velocidad de la luz, en forma incluso mucho más rápido que las verdaderas o reales.

Si existe un abordaje fundamental para poder entender el flagelo de las Fake News, ese es justamente el costado psicológico del asunto, la posibilidad de poder entender desde qué lugar la sociedad consume estas noticias falsas con la convicción de que resulta contenido verídico, real e irrevocable.

La relevancia que han cobrado las Fake News determina que distintos sectores de la consultoría tengan avidez por explorar sus alcances: por esta cuestión, el tema se transformará en un asunto fundamental de reflexión en el próximo Congreso Internacional de Comunicación Política, que se llevará a cabo en la Universidad Panamericana de la Ciudad de México el 26 y 27 de noviembre próximos (www.cumbrecp.com/congresosmx).

Mientras tanto, el consultor y psicólogo uruguayo Daniel Eskibel, ensaya un análisis posible sobre las noticias falsas: “El problema, aunque parezca obvio, es que hay segmentos amplios de la población que las creen y hasta las utiliza como como herramienta de legitimación de sus creencias y liderazgos. De lo contrario no tendrían relevamiento”.

En este sentido, Eskibel añade: “Tal vez ya pasamos la frontera de la excesiva información, donde más información significa menor comprensión. De pronto estamos inundados de noticias, pero no contamos con la posibilidad de procesarla”.

Precisamente en esa falta de reflexión, Eskibel considera que reside el terreno más fértil para la cosecha de Fake News: “Un público que consume mucho, rápido, superficialmente, y en forma fragmentaria, es pasto para la desinformación. Y el escenario actual tiene estas características”.

DIVULGACIÓN. Por su parte, el Presidente de la Cumbre Mundial de Comunicación Política y organizador del Congreso de México, Daniel Ivoskus, exploró el costado político: “Las mentiras son parte del discurso político desde la antigüedad griega y romana. El problema es que las redes y las nuevas tecnologías han favorecido su divulgación y masificación”.

En este aspecto, ¿la culpa es de los usuarios que favorecen su divulgación? Ivoskus no tiene dudas: “En general sí. Para identificar noticias falsas, debemos tener voluntad y tiempo. Pero el problema es que la instantaneidad y la sobreinformación propia de nuestros tiempos logra que todos consumamos noticias, con la salvedad de que no todos somos periodistas con la dinámica de poder supervisar las fuentes”.

Comentarios

comments

Compartir nota