CUMPLE MAÑANA FAUSTINO 36 AÑOS DE SER SACERDOTE

Compartir nota

POR MANUEL PAREDÓN Noticias La Iglesia Diocesana se une a la celebración de acción de gracias de M o n s e ñ o r Faustino Armendáriz Jiménez, con motivo del XXXVI Aniversario de su Ordenación Sacerdotal y desde el 2011, Obispo de Querétaro.

El Vicario General de la Diócesis Mons. José Martín Lara Becerril, informó que la concelebración eucarística se llevará a cabo en la capilla de Nuestra Señora de Guadalupe del Seminario Mayor, este martes a las l8:00 horas.

De manera especial, el Vicario General destacó el arduo trabajo del prelado en la misión permanente, casa por casa, familia por familia, calle por calle y pueblo por pueblo así como todos los programas pastorales.

El señor obispo inició su formación en el Seminario Menor y por un tiempo en el Seminario Mayor “Juan Navarrete” de la Arquidiócesis de Hermosillo.

Concluyó su preparación para la ordenación sacerdotal en el Seminario Diocesano de Guadalajara, Jal. De manos del Arzobispo de la arquidiócesis de Hermosillo, el Excmo. y Rvdmo.

Carlos Quintero Arce, recibió la ordenación presbiteral en su tierra natal Magdalena de Kino, Sonora el 11 de septiembre de 1982. El Vicario General Mons. José Martín Lara Becerril, comentó que la Diócesis de Querétaro, le da gracias a Dios por el don del sacerdocio y dijo que San Pablo “nos recuerda renovar el don del sacerdocio y la costumbre que juntamente con el pueblo de Dios, año con año, el día de la ordenación sacerdotal, se dé gracias por este don”.

En esta ocasión, de manera muy particular por el aniversario sacerdotal de nuestro pastor diocesano que con el favor de Dios, como ya se dijo, será este 11 de septiembre.

En primer lugar es, explicó, una acción de gracias, y en segundo lugar, renovará su sacerdocio en su calidad de obispo juntamente con el presbiterio, como miembros del pueblo de Dios.

Renovar, indicó, quiere decir también obedecer todas las disposiciones en materia de fe, de costumbres, que el señor obispo va indicando a la Diócesis, es decir, ser obedientes dado que él representa a Cristo.

Dijo que cuando se hace la renovación del sacerdocio, es un renovar las fuerzas y el compromiso que indudablemente será también para el señor obispo un renovar de su ideal e impulsar su fuerza sacerdotal, su compromiso delante del pueblo de Dios.

Ahora, él como obispo con una responsabilidad más grande, conducir y llevar al pueblo de Dios adelante.

Entonces, todo esto hace necesario que la grey católica coopere con el señor obispo en su tarea en primera instancia que quiere decir, orar por él, encomendarlo a Dios.

En ese sentido, el Vicario General de la Diócesis, mencionó que los sacerdotes necesitan mucho la fuerza de la oración e indudablemente el señor Obispo la necesitará más por lo delicado de su misión.

Fue por ello que hizo un llamado al pueblo para que ore de manera muy intensa por Monseñor Armendáriz Jiménez.

Comentarios

comments

Compartir nota