Con desechos de chile y jitomate obtienen abono

Compartir nota

Notimex Un grupo de investigadores de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) obtuvieron un abono orgánico en forma de gránulos, a base de desechos agroindustriales de jitomate y chile.

El proyecto de los miembros de las facultades de Química e Ingeniería de la UAQ, busca aprovechar los desechos que no tienen valor para los productores, pero que son un problema de contaminación ambiental, dijo la líder de la iniciativa, Claudia Gutiérrez Antonio.

La producción del abono orgánico, detalló, se enfoca en que este no tenga un impacto ambiental significativo, pues la mayoría de este tipo de productos comerciales son elaborados mediante procesos que dejan una huella de carbono importante.

Explicó que el proyecto lo iniciaron en el campus Amazcala de la institución, porque hay invernaderos de jitomate y chile.

“Tomamos los residuos de esas plantas, y los productos que no cumplían con los estándares de calidad.

Esa materia prima se dejó secar a la intemperie por 15 días”, apuntó

Comentarios

comments

Compartir nota