PROYECTO “MFENI” INGENIARTE 2018

Compartir nota

POR JAHAIRA LARA Noticias Ante la importancia de tener un control biológico poscosecha para la fresa e incrementar su vida de anaquel mediante la inhibición del hongo botrytis -responsable provoca la necrosis y pudrición del fruto-, estudiantes de Ingeniería Agroindustrial diseñaron una alternativa en base a levaduras.

El Campus Amealco de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) cuenta con invernaderos donde se cosecha la fresa, que es un cultivo climatérico, es decir, que su velocidad de maduración depende de las condiciones ambientales.

La maduración de la fresa es más rápida que otros frutos, por lo que es más susceptible a la contaminación por microorganismos.

Titulado “Aislamiento de levaduras para manejo poscosecha en fresa”, el proyecto en el que trabajaron Esbeidy Alcántara Mondragón, Beatriz González Arias, Brenda Hernández López, Rosalva Pablo Ricardo y Antonio Torres Carapia, obtuvo el segundo lugar del concurso “Mfeni” en el marco de Ingeniarte 2018.

Los universitarios se dieron a la tarea de elegir fuentes potenciales de nutrientes: hormiga, corteza de árbol, vinagre, mango y suelo de bosque.

Hicieron una siembra donde crecieron varios microorganismos, de los cuales eligieron las levaduras; las aislaron en un cultivo más puro y las reprodujeron a gran escala en una mezcla de arroz y melaza.

Una vez obtenida una cantidad considerable de levadura la diluyeron y la asperjaron en las fresas, es decir, esparcieron ese líquido sobre los frutos con gotas finas.

Los resultados obtenidos arrojaron que la fuente de nutrientes con mayor impacto e inhibición de la botrytis fue la corteza de árbol de capulín.

A la par, los estudiantes desarrollaron el proyecto de “Rehabilitación y manejo de árboles frutales a partir de conocimiento tradicional”, en el que aplicaron una técnica artesanal para la rehabilitación de árboles compartida por don Francisco, un habitante de la tercera edad perteneciente a la comunidad de San Joseíto.

Don Francisco les enseñó a elaborar injertos de cuña en árboles frutales: se le ponen varetas, se le hace una incisión en medio del tronco y allí se pone la cuña, cuidando que las cortezas del árbol y de la cuña queden a la par; luego, se le pone cera de Campeche para protegerlo y se le cubre con papel estraza amarrado con hilo.

Comentarios

comments

Compartir nota