CONSECUENCIAS DE DISCRIMINACIÓN HACIA LA POBLACIÓN LGBTTTI

Compartir nota

Ciento diecinueve mil millones de dólares le cuesta al mundo la discriminación hacia la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti e intersexual (LGBTTTI) y en Latinoamérica ocho mil millones de dólares.

Esto es debido a que el crecimiento de las empresas se ve mermado por falta de prácticas inclusivas dentro de sus ambientes laborales.

¿Cómo es posible? Es bien sabido que el personal incrementa su productividad al sentirse seguro dentro de un trabajo y muchas veces decide hacer carrera dentro de la empresa.

Sin embargo, según la Alianza por la Diversidad e Inclusión Laboral (ADIL) uno de cada tres homosexuales es víctima de discriminación laboral y el 42% respondió que no se sentían seguros de hablar de su orientación sexual.

Esto los hace menos comprometidos y tienden a cambiar de empleo con mayor frecuencia, por lo que a la compañía le cuesta un 20% de su salario anual para trabajadores de rango medio y del 213% para altos ejecutivos.

¿Aún te preguntas por qué no te dieron un aumento este año? Hace falta ver a la comunidad LGBTTTI como lo que son: personas.

Las conductas discriminativas tienen por efecto limitar derechos y libertades fundamentales que disminuyen sus oportunidades de desarrollo.

Uno de cada dos niños sufre bulling en la escuela por este motivo, y uno de cada tres abandona los estudios.

Lo que menos quiere este país son jóvenes que dejan la escuela.

No es casualidad que los países con mayor crecimiento económico son los que tienen políticas públicas incluyentes, y los más pobres son los más homofóbicos.

Lo más preocupante es la situación que viven las mujeres transexuales, ya que según el informe de violencia a la población LGBTTTI de la Comisión Interamericana, su expectativa de vida es de treinta y cinco años, siendo el del resto de la población entre ochenta y ochenta y cinco años.

Aparte de estos datos que repercuten directamente en la economía mundial, hay que hacer conciencia para lograr la paz en nuestra sociedad.

POR ARIADNA LÓPEZ GARCÍA ESCRITORA

Comentarios

comments

Compartir nota