TRIQUI MOSTRARÁ A EUROPA RIQUEZA INDÍGENA

Compartir nota

Notimex Joel Merino, joven pintor triqui radicado en Querétaro, se declaró listo para viajar a Europa y exponer sus obras Caxuj (saludo) y Chuman´(pueblo), mediante las cuales pretende mostrar la riqueza de la cultura indígena de México.

Originario de San Juan Copala, municipio de Juxtlahuaca, Oaxaca, el pintor autodidacta de 29 años de edad viajará en los próximos días al Viejo Continente para exponer su obra en diversos encuentros culturales en Francia, Bélgica, Suecia, Italia y Alemania.

“Caxuj es la forma en que los triquis saludamos a la gente, cuando el Sol está en pleno, nosotros llegamos y le decimos al agente: Caxuj, y en el caso de Chuman´ significa pueblo, identidad, origen”, explicó Joel Merino.

Detalló que no es la primera vez que viaja a Europa, pues ya ha llevado su obra a países de aquellas latitudes donde a su decir, mucha gente cree que México sólo es Frida Kahlo y desconoce que hay múltiples culturas originarias que están vivas, que su gente todavía cultiva y hereda sus lenguas y costumbres.

Incluso, “en México mucha gente desconoce las culturas originales con las que convive.

Aquí en Querétaro está el caso de los hñähñú, donde la gente no sabe nada de ellos e incluso, los llama de otra manera”.

De ahí que Joel Merino, a través de su obra pictórica, busque difundir la tradición indígena y que la gente sepa, conozca, qué hacen los indígenas, a qué se dedican, cuál es su aportación a la comunidad, cómo piensan, cómo ven el mundo, etcétera.

Las colecciones Caxuj y Chuman´ están integradas por 12 obras cada una, las cuales ya van rumbo a Europa, mientras que el autor hará el viaje los primeros días de agosto, sin más apoyo que el que le da su comunidad a través de la tradición oral.

Respecto a su técnica, el autodidacta Joel declaró que comenzó a pinta en la etapa de la infancia en su natal estado de Oaxaca a partir de la experimentación y de ahí pasó a la obra artística, que ha ido depurando al paso del tiempo.

“Cuando llegué a Querétaro a los 7 años de edad me topé con el arte y con la existencia de múltiples espacios en los que los pintores locales vendían sus obras para subsistir.

Entonces comencé a relacionarme con los que considero mis guías en la técnica”, recordó el joven indígena.

Al respecto, Joel Merino señaló que al paso del tiempo aprendió primero a dibujar y posteriormente domina las técnicas de óleo, acrílico, pastel y grabados, especialmente la litografía.

“A través de el arte doy cuenta de la historia de mi pueblo y difundo mis raíces”, dijo orgulloso el artista que mantiene su obra en recintos culturales y galerías de Querétaro y otras ciudades del país.

En cuanto a los apoyos gubernamentales, Joel Merino dijo categórico que no recibe tales estímulos: La Secretaría de Cultura del Estado de Querétaro me dice que no me puede apoyar porque no soy de aquí y en Oaxaca me dicen que tampoco me pueden apoyar porque no estoy allá”.

En el centro del país, refirió el pintor, existe mayor discriminación hacia las culturas indígenas, a diferencia del sur y sureste, donde es más común y cotidiano encontrarse con personas de comunidades originarias.

Hizo hincapié en el hecho de que la gira a Europa en 2017 y la que está próxima a realizar han sido posibles gracias al apoyo de la gente que confía en su arte y de las galerías europeas, como son los casos de Rizoma Gallery, que se ubica en Suecia, y Board Dripper, un colectivo de arte urbano.

Asimismo, declaró su agradecimiento a la Asociación de Artesanos Indígenas Triquis Tinujei, asociación civil (a la cual pertenece), misma que se enfoca a promover la resistencia de esa cultura indígena a desaparecer del entramado social.

Guun ni’yàaj núj riaan nij! (gracias a todos por su apoyo), dijo meláncolico Joel Merino previo a su viaje sencillo a Europa que le costó 10 mil pesos, reunidos por su propio esfuerzo y con el amor por delante a su etnia.

Comentarios

comments

Compartir nota