COMEDOR SAN JUNÍPERO, GRAN DOSIS DE AMOR: FAJ

Compartir nota

POR ENRIQUE ZAMUDIO FOTOS MIGUEL CRUZ Noticias En presencia del señor Obispo, M o n s .

F a u s t i n o Armendáriz Jiménez, el equipo que brinda servicio en el Comedor Diocesano “San Junípero Serra”, ubicado en el Templo de Santa Clara, fue reconocido por su desinteresada labor humanitaria que diariamente otorga alimento gratuito a cientos de personas de escasos recursos y en situación de vulnerabilidad.

Desde que inició actividades, el 23 de noviembre del 2016, el Comedor Diocesano “San Junípero Serra” ha brindado más de 87 mil comidas completas a personas de escasos recursos o en tránsito, quienes disfrutan de sus alimentos en un lugar digno, limpio y sano.

Aprovechando las visitas pastorales que anualmente realiza en todos los rincones de la Diócesis de Querétaro, Mons.

Faustino Armendáriz Jiménez visitó ayer esta solidaria iniciativa que diariamente se lleva a cabo en la Parroquia del Sagrado Corazón, en el Templo de Santa Clara.

El párroco de este lugar e impulsor del Comedor “San Junípero”, Pbro.

Francisco Gavidia, recibió a Mons.

Faustino Armendáriz, quien a su vez estuvo acompañado por el Vicario General de la Diócesis, Mons.

Martin Lara Becerril.

Como uno más de los comensales, Mons.

Faustino Armendáriz Jiménez se formó en la fila para recibir los alimentos y disfrutar de un rico caldo de albóndigas con arroz y frijoles negros, así como agua fresca.

Don Faustino compartió la mesa con los comensales que a diario visitan este lugar y escuchó sus testimonios de vida.

Al término de la comida, el personal de apoyo del Comedor Diocesano “San Junípero Serra” se congregaron en el auditorio del Templo de Santa Clara, donde se les tenía preparado un convivio de agradecimiento por su labor.

Inspirado en el Evangelio, Don Faustino retomó las palabras del Apóstol Santiago, quien dice que “una fe sin obras, es una fe muerta”, por lo cual el prelado agregó que, con el servicio del Comedor Diocesano “San Junípero Serra”, se puede decir que su testimonio es muestra de que “una fe con obras es una fe viva y dinámica”.

“Detrás de cada plato que se lava y que se sirve, está más que un gran esfuerzo, esta una gran dosis de amor”, expresó Don Faustino, quien manifestó sentirse muy orgulloso por la obra del Comedor Diocesano San Junípero Serra.

Durante este encuentro, Don Faustino escuchó el sentir del equipo que presta servicio en el comedor, como Doña Gloria Ugalde Miranda, quien dijo que poco a poco el Comedor se ha ido organizando mejor.

“Cuando el padre nos invitó es algo maravilloso poder hacer una obra por lo quien más lo necesita”, compartió Gloria Ugalde.

A su vez, Don Rosendo Sánchez Vega, quien también participa en esta tarea humanitaria, coincidió en que el amor a Dios es la principal motivación para venir a prestar servicio al comedor.

De igual forma, la madre Delia Montiel comentó que el ayudar en el Comedor es una labor muy bonita que inspira y motiva a los demás, especialmente la alegría con la que el equipo presta su servicio por los que más lo necesitan.

“A veces uno piensa que va a ayudar, pero es la gente la que le ayuda a uno, son ellos de los que se aprende mucho”, expresó la religiosa.

El señor Obispo Faustino Armendáriz resaltó que es el amor a Dios el común denominador de todos aquellos que quieren servir, por lo cual subrayó que la misión permanente también significa dar un testimonio de caridad, porque desde el fondo del corazón, la fe se expresa con pequeños detalles.

Comentarios

comments

Compartir nota