Las antigüedades, negocio aún con futuro: E. Rabell

Compartir nota

POR PAULINA ROSALES Noticias Los locales de anticuarios en Querétaro son todavía negocios con futuro, afirmó Eduardo Rabell Urbiola, cronista auxiliar del municipio de Querétaro, quien relata que dichos locales comenzaron en sus inicios como mercados en la vía pública.

El jardín del Arte, señala, fue a inicios de este siglo XXI, un espacio en el que todavía los coleccionistas de objetos antiguos podían ofertar sus mercancías en la vía pública.

Sin embargo, explica, el inicio de los negocios de anticuarios es mucho más lejano.

“Siempre ha habido quien venda cosas viejas”, dice, al señalar que desde los años 60’s, el Callejón del Ciego posteriormente nombrado Cabrera, era un lugar donde los comerciantes de lo viejo se reunían para vender sus objetos.

“En mi época de niño, de un lado estaban las menuderas y del otro lado, los ferrieros.

Era un lugar muy atractivo por todo lo que colgaban y anunciaban” “Es un negocio con futuro, porque todos buscamos algo (…) es un gremio que ofrece algunas cosas si muy antiguas, otras no tanto, pero inevitablemente hay chácharas con muy buenos resultados, debo reconocerlo”, indica.

De acuerdo con Rabell, tras la proliferación de comerciantes de antigüedades, se creó una asociación que agrupará a aquellos que se dedicaban a este oficio, mientras que algunos otros, “decidieron seguir mejor de independientes”.

Hace ocho o diez años, Rabell describe que en el jardín del Arte se comenzaron a reunir los anticuarios, donde cada quien exponía los diferentes objetos que recolectaban.

No obstante, el cronista del municipio reconoce que han existido cambios en la forma de vender las antigüedades.

Uno de ellos son los lineamientos oficiales que ahora obligan a los comerciantes a asentarse en un lugar.

De acuerdo con el cronista, se comenzó a otorgar un permiso a los comerciantes de anticuarios en la administración de Roberto Loyola sin embargo, éste duró sólo dos años y en esta gestión encabezada por Marcos Aguilar Vega, no fue renovado.

Comentarios

comments

Compartir nota