Encuestas no permiten predecir quién va a ganar: Osornio Soto

Compartir nota

POR LETICIA JARAMILLO Noticias Aun cuando las encuestas son instrumentos científicos, hay un ambiente político turbio que no podría revelar un resultado certero de las votaciones del próximo domingo porque, además, han sido utilizadas como un elemento más de propaganda política por los candidatos, declaró Agustín Osornio Soto, catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAQ.

Sin embargo, considera que el triunfo estará entre Ricardo Anaya Cortés y Andrés Manuel López Obrador, seguidos por el candidato del PRI José Antonio Meade y al final el candidato independiente Jaime Rodríguez “el Bronco”, pero las encuestas en esta ocasión no permiten tener un reflejo ni siquiera aproximado de la realidad.

El también ex presidente del Colegio de Sociólogos de Querétaro dijo que son diversos los factores que no permiten tener el pulso real de lo que podría pasar este domingo, ya que hay una gran cantidad de personas, entre 20 y 30 por ciento de los 90 millones de votantes, que han externado un cierto nivel de rechazo y no están dispuestas a contestar las encuestas.

Y de los que si aceptaron ser encuestados, muchos de ellos consideran que el voto es libre y secreto, y por ende, no revelan realmente por quién va a votar porque argumentan que es una decisión confidencial.

Y entre el 30 y 40 por ciento de los votantes es gente que está indecisa, que todavía no decide por quién votará.

Y de los que ciudadanos que afirman si van a sufragar, al menos 10 por ciento, aún tienen dudas de por quién votar.

No es un voto duro porque algunos de ellos, entre 5 y 10 por ciento pueden variar la intención que tienen en este momento.

A lo anterior se suman los problemas técnicos porque como no toda la gente está informada, va a titubear y no sabrá llenar las boletas por la cantidad de coaliciones y alianzas que se dieron y que representan los candidatos.

Esto generara confusiones y quizá hasta conflictos porque el sistema de votación quedó muy ambiguo.

También hay molestia e irritación que propicia que la gente no revele la verdad a la hora de contestar las encuestas, es gente que se ha llegado a burlar de las encuestas porque no cree en estos instrumentos, no son confiables, pues sabe que se han convertido en un factor de propaganda política, han perdido credibilidad y confianza.

Finalmente, Osornio Soto estableció que si Andrés Manuel no resulta favorecido se va a generar un conflicto y se podrá argumentar que las encuestas lo favorecían, no van a aceptar los resultados.

Y si efectivamente gana, el Estado tendrá que admitir su triunfo.

Comentarios

comments

Compartir nota