Osejo dice que lo apoyan constructores, pero no pueden decirlo

Compartir nota

Noticias La obra pública en el municipio no deberá ser un tema político, señaló el candidato independiente a la presidencia municipal de Querétaro, Luis Gabriel Osejo, luego de asegurar que constructores no le han podido brindar su apoyo de manera pública, pues “tienen obras o están por obtener una”.

“En lugar de ofrecerles, vengo a pedirles su ayuda, yo he platicado con muchos de ustedes en lo privado, me dicen te apoyo, pero no lo puedo hacer público porque tengo una obra o estoy por obtener una obra, eso no debería de ser un tema político”, aseguró el candidato. Por lo que hizo dos propuestas concretas en el tema de asignación de obra, primero que se les de a los queretanos y dos, que no tenga ningún criterio político.

El queretano indicó que Querétaro no es el mismo de hace diez años, “ha cambiado porque no ha tenido un orden y no ha tenido un orden porque la gente que está en el poder no ha logrado ordenar y meter a la cintura esta gran ciudad”, dijo. Por lo que aseguró estar de acuerdo con el cumplimiento de los Planes de Desarrollo Urbano Municipal, pues consideró que cada que hay cambio de gobierno hay una nueva visión, y “cada que llega un gobernante impone a su grupo preferido de constructores y muchas veces ni siquiera son de Querétaro”.

Osejo Domínguez aseveró que la obra pública debía volver a las colonias, “colonias viejas” en la capital con banquetas intransitables, por lo que los 10 mil millones de pesos que dijo anunció el gobernador para obras públicas, consideró deben ir a las colonias en equipamiento que hoy no tienen.

“Tiene que ser la CMIC, el Colegio de Arquitectos, y el Colegio de Ingenieros qué es lo que se tiene que hacer”, indicó. Se dijo a favor del Banco Ejecutivo de Proyectos, propuesta de la CMIQ, y ejemplificó con el que opera en Puebla, “donde el político tiene que someterse a los planes con inteligencia que hace la gente capaz. No podemos poner al médico a resolver el tema de vialidad”.

Señaló también que una ciudad no debe estar planeada para los próximos 15 años, “uno de los errores de las autoridades”, si no que se debe empezar a preparar a Querétaro para el siglo XXII, prepararlo para las nuevas generaciones.

“No habrá constructoras favoritas, en mi adminsitración habrá licitaciones públicas que se van a transmitir en vivo para que vean a quién se le da el contrato, porqué se le da el contrato y porqué perdió el que no logró ese contrato”, concluyó.

Comentarios

comments

Compartir nota