URGE EN CEDA MÁS HIGIENE, RECONOCEN

Compartir nota

POR LAURA VALDELAMAR Noticias Diariamente en la Central de Abastos se vive un v i a c r u c i s dentro y fuera de él, por el tráfico que desde temprana hora acuden a este importante mercado para surtir sus tiendas, camionetas o para consumo personal, al ser un poco más barato.

A partir de las 4 de la mañana comienzan a llegar los trailers cargados de diversos productos para surtir los locales y varios de ellos comienzan a vender al público a las 6 de la mañana.

Afuera las camionetas con elote fresco que llegan desde temprano, varios de los que aquí acuden coincidieron en señalar que es el lugar adecuado, aunque debería estar más limpio, “Entendemos que es un lugar de trabajo y a la que acuden miles de personas, sin embargo debería estar más limpio, para evitar la contaminación en los alimentos que aquí venden”.

A este sitio acuden a surtirse tanto a menudeo como mayoreo para el comercio en pequeño, restaurantes, hoteles, tianguis y tienditas, al encontrar un buen precio en frutas y legumbres.

En este lugar se encuentra también abarrotes, carne de pollo de res, artículos de limpieza, una infinidad de productos en sus diferentes naves.

Al terminar el día los comerciantes, tiran mucha verdura, que otras personas escogen para vender en tianguis y poder alimentarse, en donde se observó verdura de todo tipo como jitomate en mal estado, chile poblano, naranja, chile güero, todo totalmente en el piso.

María, comenta que acuden varias personas a recolectar esta verdura, se dedican a escoger la que esta buena, porque dice hay mucha que está muy buena y pues les sirve para vender y alimentarse.

Ahora dijo nada más vino mi mamá y mi hermano, luego venimos más o llegan otras personas igual a llevarse esta mercancía.

Platicamos con la encargada de la limpieza de la Central de Abastos, comienzan a trabajar a las 11 de la mañana para concluir sus labores a las 7 de la noche.

Comentarios

comments

Compartir nota