Reviven en Taxco dramática procesión de Semana Santa

Compartir nota

EFE Taxco, Gro. – Los Encruzados de Taxco, penitentes encapuchados con el torso y los pies desnudos y un atado de espinas a cuestas, simbolizan el fervor religioso que reúne a cientos de fieles en una de las celebraciones religiosas más dramáticas y emblemáticas de la Semana Santa.

Estos anónimos expiadores, cuyo rostro cubre la capucha, custodian al Cristo del Santo Entierro en la llamada Procesión del Silencio, la más importante de la Semana Santa en Taxco, poblado del sureño estado de Guerrero.

Los primeros registros de esta tradición se remontan a 1598 y dos años después la Iglesia Católica ya tiene documentados los permisos que otorgó para la procesión del Cristo del Santo Entierro. Esta celebración religiosa se ha mantenido inalterada a lo largo de los siglos.

Comentarios

comments

Compartir nota