Editorial (Comunidades)

Compartir nota

En la estrategia para avanzar en zanjar la brecha de desigualdades el gobernador Francisco Domínguez entregó en San Juan del Río más de 114 millones de pesos, recursos que buscan abonar en mayor infraestructura social en 13 localidades del municipio con lo cual se refrendó el interés general de mayor equidad.

En este proceso que tendrán como destinatarios a más de 12 mil habitantes del municipio ha de anotarse la importancia del compromiso asumido por quienes resultarán beneficiarios pues su aportación en cuidado, esfuerzo y trabajo para mantener en las mejores condiciones posibles las obras, es indispensable.

Querétaro por fortuna atraviesa desde hace décadas por un período transicional en el que gracias a su ubicación, sus planteles escolares, sus conexiones carreteras, su clima, su orografía se ha convertido en un centro atractivo para diversas sectores económicos que gracias a 0su diversificación y a su extensión por varios municipios, ha podido dejar atrás décadas de austeridad y de pobreza, especialmente en sus zonas más apartadas.

Pero no está de más recordar que precisamente para salir de aquella difícil situación, la participación ciudadana fue esencial tanto con el trabajo que se dispensaba a través de jornales o faenas, como con el cuidado de los pocos bienes que se tenían, y sobre todo con el aprecio formal de ciertos valores que contenían la esencia de la solidaridad, la compasión, el esfuerzo conjunto y en muchos casos la aportación, independiente a las bajas contribuciones que antes existían.

San Juan del Río es un gran municipio que por fortuna va retomando su lugar como espacio de privilegio, de tradiciones y de sociedad comunitaria orgullosa de serlo.

Es tiempo oportuno ahora avanzar en la conciencia de mejorar las condiciones en justicia social, pero también de reconocer en la propia historia valores que no pueden ni deben perderse.

Ello también alude a la justicia y a la equidad.

Comentarios

comments

Compartir nota