¿Por qué comprar una casa es más importante de lo que crees?

Compartir nota

Noticias

En medio de la debacle de la economía mundial es complicado pensar en nuestro futuro; al menos en el de muchos jóvenes es incierto hasta ahora, y por eso, soñar con comprar una casa pareciera ser eso, un simple sueño. Entonces, ¿por qué comprar una casa?

Adquirir una casa –o, mejor dicho, un hogar- también significa construir un futuro. Por eso, a continuación, te daremos algunas razones por las que comprar una casa es más importante de lo que crees:

Piensa en tu futuro

Invertir en una casa implica un fuerte gasto de dinero y trabajo a largo plazo, nadie lo niega; pero recuerda que es un esfuerzo que te brindará seguridad. En la Ciudad de México, en promedio, la renta de un departamento es de 23 mil pesos, y en estados como Guerrero y Quintana Roo, arrendar tiene un costo de entre seis mil 800 y 14 mil pesos. Alguien con salario mínimo tendría que trabajar alrededor de 266 días –o sea 9 meses-, para poder cubrir un mes de renta de una propiedad que jamás será suya. En cambio, la mensualidad de la compra de una casa o departamento con un valor aproximado de 2 millones de pesos sería la misma cantidad de dinero que pagarías por una renta. 

Piensa en tu estabilidad

Como indican en Tu Catón, “cuando compras una casa puedes despedirte de las mudanzas de año tras año” que es un gran alivio y también gran ahorro. Al comprar una casa te evitas de una pesada carga de ansiedades y estrés. Rentar una casa o un departamento no te brinda las mismas comodidades que las que te da tener tu propia casa; así que en lugar de pensar en la renta del próximo mes o vivir con el miedo a que tu arrendatario no te siga respetando los mismos costos, o peor aún, que decida de un día para otro desalojarte, preocúpate por adquirir estabilidad.

Además, actualmente en México, hay más oportunidades para acceder a un crédito hipotecario. En 2016, el director general adjunto de Nacional Financiera, Tonatiuh Salinas, dijo estar convencido de que durante ese año los mexicanos pudieron –a través de un crédito- detonar su economía familiar.

Comentarios

comments

Compartir nota