¡Descansa en paz Rosita!

Compartir nota
  • Entre aplausos, porras y globos despidieron familiares y amigos a la pequeña

POR RAMÓN RODRÍGUEZ Noticias El aire helado y los 5° que dominaban la mañana del martes, no impidieron que cerca de 50 personas acudieran a dar el último adiós a la pequeña Rosita, quien entre aplausos, porras, los tradicionales cohetones y globos blancos , quedó en su tumba, la cual fue adornada con decenas de flores y detalles que la hacían lucir especial.

Así, quedaron atrás esos minutos de angustia, dolor, e incomprensión que se apoderaron de sus padres y familiares cercanos, quienes apenas y lograban creer lo que les había sucedido, pues la vida dio un cambio total al encontrarse en un día de campó, y acabar enterrando el cuerpo de Rosita.

El reloj marcó las 11:30 de la mañana, el diminuto ataúd en color blanco, salió del patio donde creció Rosita junto con una hermana mayor, y dos pequeños que le seguían, quienes por cierto no dejaban de reír como si nada hubiera pasado, pues su corta edad les impide el comprender del todo la ausencia de su hermana.

Todo el contingente salió con rumbo al panteón de la zona, ubicado a unos tres kilómetros de distancia, donde la familia consiguió un espacio para que éste se convirtiera en la última parada del cuerpo Rosita.

Los rayos de sol, apenas se asomaban entre un cielo “aborregado”, el cual se vio adornado por globos que fueron soltados por los asistentes, pues la tradición dice que junto con los cohetes -guían la partida al cielo del nuevo angelito-.

Así, entre dolor y llanto el féretro de la menor fue bajado hasta el fondo de su tumba, similar, a donde inició todo el pasado domingo, cuando por accidente cayó dentro de un pozo abierto, de donde a pesar de ser rescatada tras 9 horas de esfuerzo, murió antes de llegar al hospital.

12:35 y el silencio se apoderó del lugar, dando paso para que alguien de la familia se animara a alzar la voz y agradeciera a todos los presentes por acompañarlos y estar con ellos en esos momentos difíciles, pidiendo una última porra para la pequeña Rosita, quien finalmente descansará en paz.

Comentarios

comments

Compartir nota