2017 un año de retos y oportunidades

Compartir nota

POR: DR. LUIS M.AGUILERA J.Noticias Para hablar de un balance del sector educativo en este 2017, desde mi punto de vista, necesariamente me remonto a una enseñanza de la universidad, con mi maestra de historia de México, la Doctora Ángela Moyano Pahissa, quien me decía que en esta vida ni todo es negro, ni todo es blanco, sino una combinación de ambos, dando tonalidades mezcladas de grises.

Con esta perspectiva hoy comparto con ustedes que en cuestión educativa, el año que termina ha sido complejo, lleno de retos y oportunidades, por el contexto político, social y económico que lo rodeó.

Hablar de educación, es compararlo con hablar de la administración de una casa: siempre nuestras necesidades irán por encima de los recursos de los que disponemos, así que, debemos aprender a administrar muy bien ese recurso y considero que esto ha sido parte de lo que se ha abocado la actual administración estatal, tomando como referente tres grandes rubros: Infraestructura educativa, Inclusión y Equidad y la Reforma Educativa.

Para considerar la complejidad del asunto, es preciso mencionar que durante este 2017 se atendieron, desde educación básica hasta educación superior, incluyendo a los alumnos de educación inicial y especial, un total de 639 mil 136 estudiantes, lo que significa una atención del 31.

3% de los 2 millones 038 mil 372 habitantes en el estado según datos del INEGI.

Por lo que uno de los grandes retos ha sido el mejoramiento de la infraestructura educativa, que permita dignificar las condiciones en las que estos alumnos llevan a cabo sus aprendizajes.

No ha sido fácil en este tema conjuntar las reglas de operación del programa, que cuenta con recurso acumulado estatal y federal, hasta diciembre de 2017, de mil 20 millones de pesos, con los que se han intervenido y rehabilitado 520 de los poco más de 2 mil planteles en todo el estado que hay desde educación básica hasta educación superior, lo que representa en dos años de administración un avance cercano al 25 por ciento.

Vale la pena comentar que a nivel nacional, Querétaro se ubica en el cuarto lugar en ejecución del programa de escuelas al 100, por su eficiencia y transparencia en el manejo de los recursos de un programa que a nivel internacional ha sido evaluado favorablemente por la UNESCO.

Pero no se pueden levantar las campanas al vuelo, porque aún falta mucho por hacer, muchas necesidades que subsanar y mucho camino por recorrer; lo importante es conjuntar los esfuerzos, ante un año electoral 2018, que políticamente representará obstáculos para la obtención de recursos económicos.

Aunado a esto, se hace necesaria la participación de la sociedad, para cuidar los planteles y que éstos continúen operando en condiciones dignas, tal como lo merecen todos los docentes y alumnos de cada rincón de nuestro estado.

Porque no puede haber queretanos de primera y de segunda, y este es un tema central de la actual administración, muy sensible del poder ejecutivo estatal, en el que la instrucción del gobernador ha sido trabajar por la inclusión y equidad educativa.

Lo podemos ver en el trabajo de infraestructura, donde se ha empezado por rehabilitar escuelas olvidadas en los sitios más apartados de nuestro estado, lugares que electoralmente tal vez no lucen, pero que socialmente vienen a saldar una deuda con los más vulnerables y los que menos tienen.

En este mismo tema durante el 2017 se implementó conjuntamente con la federación el programa para la “Inclusión y Equidad Educativa” dirigido a 2,093 estudiantes de educación indígena, 673 alumnos de educación migrante, 734 de telesecundarias y 8,171 alumnos con necesidades educativas especiales con y sin discapacidad.

De igual forma durante este año se impulsó el reconocimiento del primer grado de educación preescolar en guarderías del Instituto Mexicano del Seguro Social e instancias infantiles para apoyar a madres trabajadoras de Secretaría de Desarrollo Social, lo que permitirá un incremento del 1.

8% de la cobertura estatal en su primera etapa.

Por otro lado, la estrategia del Proceso Nacional de Consolidación de centros comunitarios CONAFE, permitió la incorporación de sus estudiantes a 11 escuelas de educación básica, con el propósito de que incrementen sus oportunidades de aprendizaje, apoyados con una plantilla completa de profesores, instalaciones y equipamiento en los municipios de Landa de Matamoros, San Joaquín, Peñamiller, Ezequiel Montes, Amealco, Corregidora y Querétaro.

Así mismo, para contribuir a mejorar la calidad de los aprendizajes de las niñas y los niños en un marco de diversidad y equidad, se mejoraron las condiciones de operación en 359 escuelas de tiempo completo, en las que 102 planteles ofrecieron alimentación en caliente, beneficiándose a 30 mil 193 estudiantes.

Finalmente en este tema, con el objetivo de que los salones de clase sean verdaderos ambientes de aprendizaje inclusivo, se impulsaron concursos estatales como la Olimpiada de las Matemáticas, Olimpiada de Física y Olimpiada del Conocimiento, con la participación de 41 mil 317 alumnos de primaria y secundaria para reforzar su lenguaje, conocimientos, comunicación y valores cívicos.

El reto mayor está en el incremento de la cobertura en educación media superior y superior.

Durante 2017 se atendieron a 85 mil 941 jóvenes de bachillerato en 272 planteles, lo que representa una cobertura por arriba del 60 por ciento, mientras que en educación superior y posgrado se atendieron a 73 mil 684 estudiantes en 140 Instituciones, con una cobertura alrededor del 33 por ciento.

Por lo que, para incrementar las oportunidades de estos jóvenes, durante el 2017 la Secretaría de Educación Estatal amplió los sistemas de educación a distancia de media superior y superior, haciendo alianzas con otras instituciones, como la Dirección General de Educación en Ciencia y Tecnología del Mar, con lo que se trajo a Querétaro el Centro de Estudios Tecnológicos de Aguas Continentales, así como el programa educativo militarizado.

Finalmente en el tema de la Reforma Educativa, 2017 fue un año de retos en cuanto a la aplicación de la Ley del Servicio Profesional Docente.

Nada ni nadie puede estar por encima de un Estado de Derecho por lo que Querétaro se ha sumado sin miramientos a lo dispuesto por esta Reforma Federal en cuanto a los procesos de evaluación.

Hasta diciembre de 2017 alrededor del 50 por ciento de los docentes del estado han participado en los diferentes procesos de evaluación, es decir, que de 13 mil 413 docentes queretanos, alrededor de 6 mil maestros, entre profesores frente a grupo, directores o supervisores se han presentado a las diferentes formas de evaluación, ya sea de ingreso, desempeño o promoción.

Lo anterior habla del compromiso que el magisterio de nuestro estado tiene con la sociedad, lo que se refleja en los resultados a nivel nacional en el que nuestro estado ocupa los primeros lugares de desempeño de nuestros docentes.

Pero todo esto no es suficiente. Tal como comencé mi participación quiero recalcar que el sistema educativo estatal es tan grande y tan complejo, que cualquier esfuerzo puede parecer pequeño frente a la magnitud del reto.

Considero necesario fortalecer los procesos de capacitación orientados a elevar la calidad de los conocimientos de los docentes y estudiantes, para lo cual será indispensable incrementar los recursos en este rubro.

Así mismo considero importante consolidar los sistemas y programas de seguridad de las escuelas y aunque ya se trabajan con estrategias como los botones de alarma y seguridad escolar, así como el programa de convivencia escolar, esto no escapa de nuestra realidad social, de un país que lucha contra una violencia nunca antes vista en la época contemporánea, lo que sin duda afecta también al sistema educativo.

Finalmente se tendrán que redoblar los esfuerzos en las áreas de conectividad y el uso de las TIC’s como una verdadera herramienta de apoyo en la educación.

Así como el buen uso y manejo responsable de las redes sociales con el apoyo coordinado de todas las partes: autoridades, docentes, padres de familia y alumnos.

2017, en materia de educación fue un año de retos y oportunidades, de trabajo arduo y desafíos, que nos tienen que poner a reflexionar sobre la necesidad de estar unidos y alejados de intereses particulares que afecten el bien común, noble y social que es el hecho de formar seres humanos con conocimientos y valores que los realicen como personas integras y útiles a una sociedad que nos necesita, requiere y reclama (El autor es Doctor en Investigación Educativa por la Escuela Normal Superior de Ciudad Madero, Tamaulipas; con Maestría en Orientación y Facilitación de grupos con Enfoque Humanista y Especialista en Desarrollo Humano por el Instituto de Psicoterapia Gestalt de Querétaro.

Con estudios de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Querétaro).

Comentarios

comments

Compartir nota