Tradiciones de la “Noche Vieja” siguen vigentes

Compartir nota

DIEGO ARMANDO RIVERA Noticias Entre calzoncillos rojos y amarillos, Meche platica que dependiendo lo que busques para el año entrante es el color de la ropa interior que debes usar en la noche vieja, roja si buscas el amor y amarilla si lo que quieres es dinero.

Ella no es nueva en esto, tiene vendiéndola más de 10 años y aunque realmente no sabe si funciona, asegura que todos los años ella uso ropa interior roja hasta que salió, dice entre risas al hacer referencia que ya está casada, ahora se pone la amarilla “y el dinero no sobra, pero alcanza para comer”.

Muchas son las tradiciones que los mexicanos han realizado durante décadas para celebrar la noche vieja y la llegada del año nuevo, desde sacar las maletas a la puerta, dicen unos, hasta darle la vuelta completa a la manzana, dicen otros, para poder viajar durante todo el año.

Ponerse ropa interior roja los que quieren el amor y amarilla los que quieren el dinero.

Limpiar la casa desde el último rincón hasta la calle, para ahuyentar las malas vibras; colgar un borreguito de lana en la puerta de entrada para que el dinero nunca falte; prender velas con diferentes semillas, como amuleto de buen augurio; y otros que creen que no hace falta hacer nada de estas cosas.

Meche cuenta que en estos 10 años ha visto de todo, amigas que solo compran los calzones rojos “por relajo” y gente muy seria que cree que “este año sí sale”.

Más que algo cierto, ella cree que es una tradición muy divertida, una tradición que debería seguir vigente, pues además da empleo a muchas familias; “aquí somos varios los que vendemos la ropa, y en diciembre la verdad es que sí aumenta mucho, hay amigas que vienen solo por el relajo y se llevan de todo, desde los más pequeños hasta las tallas XXL, pero también hay gente muy seria que viene a comprar, que cree que este año sí sale”, dice al describir a sus clientes.

Además, dijo, en últimas fechas ya no son solo las mujeres quienes participan de esta tradición, sino que ya también traen los calzones para hombres en estos colores y con frases divertidas; prendas que aseguró también se venden bien, “no tanto como las de dama, pero también ahí van”.

El dinero, al parecer, es sobre lo que más abundan estas tradiciones, pues otra de ellas dicta, según Luz María Guerrero, que durante las campanadas de la media noche, se debe aventar un puño de lentejas hacia el cielo, para después agacharte a recoger las más que se puedan, para ser guardadas en tu monedero y nunca falte el dinero.

“Yo no sé si funciona, lo hice de relajo porque lo vi en la tele, pero ese año coincidió y pasé carrera magisterial, y dicen que tienes que comer lentejas el fin de año para que tengas prosperidad, pero nunca las he comido”, recuerda entre risas.

El montoncito de monedas en las ventanas, tampoco se hacen esperar, pues dicen que estos atraen el dinero para que nunca falte en todo el año.

Otra de las tradiciones más recurridas en estas fechas, es sacar a “pasear las maletas” para que no falten los viajes en el año.

Mientras unos creen que es más que suficiente sacarlas a la puerta de la casa, otro más dicen que no, que la vuelta debe ser a toda la manzana.

“Mi mamá desde que éramos chiquillos, sacaba las maletas, decía que teníamos que darle la vuelta a toda la manzana para poder ir de vacaciones en el año, me acuerdo que ahí íbamos todos los niños atrás de mi mamá, éramos cinco hermanos, cada uno con una mochila, nos llevaban a veces de vacaciones a Acapulco y mi mamá decía ‘el año que entra también sacamos las maletas’”, aseguró Saúl Reyes.

Comentarios

comments

Compartir nota