Carrera en Querétaro

Editorial (Proceso electoral)

Compartir nota
En los distintos frentes políticos se cuela la efervescencia previa a la sucesión presidencial y al amplio proceso electoral para el 2018.La anunciada renuncia del titular de Hacienda José Antonio Meade a dicha dependencia, para fincar su aspiración a la candidatura presidencial por el PRI obedece a los tiempos y al nuevo ritual priista que si bien conservó algunas formas, dejó atrás otras que indignaban.

Ahora el aspirante fue a las sedes de los distintos sectores a recabar los apoyos institucionales para presentarlos por la noche junto con su solicitud a la Comisión Política Permanente.

El anunciado destape cae en un hombre de instituciones, no militante del PRI y reconocido por su serena eficacia en los distintos cargos que se le han encomendado durante un sexenio en el que el Ejecutivo fue ocupado por el PAN y otro por el PRI.

Vendrá seguramente reacciones, que se irán entreverando para llegar partidos, alianzas y coaliciones con fortaleza al proceso electoral y la consecuente elección.

Mientras Morena tiene ya un candidato claro que es Andrés Manuel López Obrador que por tercera ocasión contenderá por la Presidencia de la República, en el Frente Ciudadano continúan los debates sobre quién habrá de abanderar la propuesta del cambio.

Otros partidos menores habrán de aliarse, como ha ocurrido ya en otras ocasiones, con quienes les cedan espacios y puestos.

En plataformas y propuestas habrá de tomarse el reclamo social que tiene qué ver con la seguridad, con la lucha contra la corrupción, con el combate a la pobreza, y por un esquema más justo y equilibrado que cierre brechas sociales, que devuelva la paz ciudadana y que restaure la deteriorada credibilidad en todas las instituciones.

En el horizonte se advierten también las tentaciones populistas y las de nacionalismos retrógrados.

Toca desde ahora a la sociedad toda, blindarse contra la propaganda fútil y la oferta vacua; revisar doctrinas y plataformas partidistas; capacidades y experiencia de los contendientes; y definir hacia el futuro el México que queremos como casa de todos, más justo, más armónico y más en paz

Comentarios

comments

Compartir nota