Oportunidad para México en la región: Cepal

Compartir nota

Notimex Santiago.

– La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) abre una oportunidad para que México expanda su comercio de alimentos con América Latina y el Caribe, consideró hoy aquí la Cepal. En su informe “Perspectivas del Comercio Internacional de América Latina y el Caribe, 2017” (ex Panorama de la Inserción Internacional), el organismo analizó los escenarios que se presentan con la renegociación del acuerdo tripartito.

Subrayó que, “en el actual contexto de incertidumbre generado por la decisión de Estados Unidos de renegociar el TLCAN, resulta imperativo para México diversificar tanto sus mercados de exportación como sus proveedores”. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) señaló que, en el contexto de la actual renegociación, “se ha destacado el potencial que existe para expandir el comercio de alimentos entre México y el resto de la región”.

Precisó que, el año pasado, “apenas el nueve por ciento de las importaciones agropecuarias mexicanas provino de América Latina y el Caribe, en comparación con el 70 por ciento que se originó en los Estados Unidos”. Explicó que “esto se debe en gran medida a su proximidad geográfica, que se traduce en menores costos de transporte con respecto a proveedores más distantes.

Sin embargo, también incide el acceso libre de aranceles del que goza casi toda la oferta exportadora agropecuaria de los Estados Unidos en el marco del TLCAN”. “Por el contrario, dentro de la región, solo los socios de México en la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia y Perú) y en Centroamérica disponen de niveles elevados de acceso preferencial de su oferta agropecuaria al mercado mexicano”, detalló la Cepal.

Externó que “ninguno de los dos principales exportadores agropecuarios de la región, Brasil y Argentina, dispone de acuerdos comerciales amplios con México, por lo que la mayoría de los productos agropecuarios que exportan a ese país ingresa sin preferencias arancelarias”. Por ese motivo, “de concluir con éxito las negociaciones de nuevos acuerdos comerciales entre México y Brasil (iniciadas en 2015) y entre México y Argentina (iniciadas en 2016), estos contribuirían a reducir la elevada dependencia de México con respecto a Estados Unidos en el sector de los alimentos”.

La Cepal consideró que “los sectores agropecuario, agroindustrial, pesquero, acuícola y silvícola pueden hacer una destacada contribución al desarrollo regional, no solo como generadores de divisas, sino también en términos de agregación de valor y de diversificación productiva y exportadora”.  De acuerdo con el documento, el 59 por ciento de las importaciones mexicanas desde el resto de la región está sujeto a aranceles de Nación Más Favorecida (NMF), es decir, no están sujetas a preferencias arancelarias.

México es el mercado con mayor protección regional, especialmente en los sectores agrícola, ganadero y agroindustrial, con aranceles promedio de NMF de entre ocho y 18 por ciento, mientras que para Estados Unidos y Canadá aplica tasas “mucho menores”. Según el estudio, el PIB mexicano “caería un 1. 9 por ciento” si se termina el TLCAN, tasa que se reduciría a 1. 6 por ciento “en caso de que simultáneamente entrara en vigor un (eventual) acuerdo comercial latinoamericano”.

Comentarios

comments

Compartir nota