Editorial (Prevención)

Compartir nota

Se ha asumido ya el imperativo de fortalecer por todos los medios posibles el sistema de seguridad estatal ante los embates de la violencia que deteriora el tejido social, a través del incremento de delitos muchos de ellos cada vez más violentos como homicidio, extorsión, robo con violencia, etcétera. En ese marco se entregaron ayer a nuevos policías estatales y municipales 116 constancias.

El exhorto del gobernador Francisco Domínguez Servién fue claro y contundente: la formación policial, les dijo, implica la fuerza del estado, legítima y justa; por ello, a partir de hoy, su ejercicio diario debe considerar el juicio de los ciudadanos. Ciertamente la formación policial en la entidad ha sido un proceso formal que ha incrementado el número de servidores públicos, así como su capacitación y los perfiles de confianza.

Paralelamente se ha consolidado la infraestructura recomendada a través del C4 y C5 que entrevera la capacidad de prevención y reacción, con una base de inteligencia para delinear con claridad lso focos rojos que se planteen así como la posible presencia de actores de la delincuencia que por diversas razones escogen la entidad para realizar ilícitos. A todo ello habrá qué aunar la insistencia en la educación, tanto en infraestructura como en preparación del docente, para que de la mano de las familia, puedan concertar acciones de formación en auténticos valores.

No está de más aludir también a la necesidad de preparar a niños, adolescentes y jóvenes, para defenderse del bombardeo lamentable que a través de medios electrónicos, internet y música popular, en especial, en el que se enaltecen actitudes antisociales que en el fondo excluyen toda posibilidad de respeto al otro a cambio de bienes o supuestamente de poder. Con su crecimiento poblacional, no se puede negar en Querétaro el incremento de diversos delitos que lastiman a la sociedad. Redoblar esfuerzos como se está haciendo, por la seguridad, la inteligencia y la educación, es reto de nuestro tiempo, no sólo aquí, sino en todo el ámbito que toca a la especie humana.

Comentarios

comments

Compartir nota