Facilita EU ayuda por vía marítima para Puerto Rico

Compartir nota

Notimex/AFP Miami.

– El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, reiteró hoy que la isla caribeña lleva más de una semana sin infraestrucura eléctrica, sin sistema de comunicaciones y sin agua, mientras que la distrubución de combustible es lenta, tras el paso del devastador huracán María.

En declaraciones a cadena de noticias CNN, Roselló dijo que el combustible es básico y una de las prioridades no sólo para el transporte, sino para las principales funciones de telecomunicaciones, hospitales y agua, entre otras.

Cerca del 97 por ciento de los 3.4 millones de habitantes de Puerto Rico aún estaban en la oscuridad el miércoles, y alrededor de la mitad de los residentes no tienen agua, indicó el gobernador de Puerto Rico, un Estado Libre Asociado a Estados Unidos.

Las declaraciones de Roselló se dan el mismo día en que el presidente estadunidense Donald Trump suspendió de manera temporal la Ley Jones para facilitar que llegue la ayuda vía marítima a millones de damnificados en Puerto Rico afectados por el huracán María.

El anuncio fue hecho por Sara Sanders, la vocera presidencial en un mensaje a través de su cuenta de Twitter en el que senaló que la medida entrará en vigor “de inmediato”.

La medida responde a una petición del gobernador Roselló y gracias a su suspensión se permitirá a buques extranjeros apoyar en el esfuerzo de llevar ayuda de Puerto Rico.

La Ley Jones permite el trasiego de mercancías entre puertos de Estados Unidos sólo a buques propiedad y operados por este país.

Esta ley también fue suspendida en Texas después del paso del huracán Harvey; y en Florida tras el azote del huracán Irma, para permitir sobre todo el suministro de combustible de manera más eficiente.

El senador republicano John McCain, la representante demócrata Nydia Velazquez, el gobernador de Puerto Rico Ricardo Rossello y la alcaldesa de la capital San Juan, Carmen Yulin Cruz, habían presionado a Trump para que levantase ese freno al envío de ayuda a la isla.

“Señor presidente, no levantar esas leyes de cabotaje es inmoral.

Es un acto de represión financiera que sólo conseguirá agravar nuestra crisis”, había tuiteado el miércoles Yulin Cruz, quien este jueves se congratuló por el anuncio de la Casa Blanca.

“Es un acto de justicia”, dijo la alcaldesa en la cadena CNN, afirmando que la ley vigente encarecía todos los bienes que llegan por mar entre un 30 y un 33%.

El Departamento de Defensa aseguró por su parte este jueves en un comunicado que seguía “con las operaciones de socorro en curso y nos preparamos para desplegar rápidamente una capacidad de respuesta suplementaria”, indicando que la prioridad era el envío de gasolina y de productos de primera necesidad.

“La red eléctrica de Puerto Rico está completamente destruida.

Hay varios generadores en la isla.

Hay alimento y agua en el lugar”, tuiteó este jueves el presidente Trump.

Pero el general retirado Russel Honore, responsable en 2005 de las operaciones militares tras el paso del huracán Katrina por Nueva Orleans (Luisiana), estimó que la administración había reaccionado demasiado tarde.

“Es muy complicado ir hasta ahí, hace falta tiempo para el transporte”, indicó este jueves Honore en la emisora NPR.

“Hemos empezado a reaccionar cuatro días más tarde”, añadió.

Comentarios

comments

Compartir nota