Agónico triunfo

Compartir nota

Notimex Milán.

AC Milan sufrió y salvó los tres puntos ante el HNK Rijeka de Croacia en el estadio Giuseppe Meazza dentro del marco de la segunda fecha de la Liga de Europa.

El equipo que dirige el italiano Vincenzo Montella consiguió el triunfo de 3-2 sin dar espectáculo, pues a pesar de que el atacante portugués André Silva consiguió el primer tanto al minuto 14 de juego, el conjunto croata también incomodó al guardameta Gianluigi Donnarumma en varias ocasiones.

En los primeros minutos de la segunda mitad, el defensa argentino Mateo Musacchio clavó el segundo tanto tras una serie de rebotes en el área que daba la ventaja parcial al conjunto siete veces campeón de Europa, sin embargo, la insistencia del rival se vio reflejada en algunas llegadas a la portería de “Gigio” que no pudieron concretar los dirigidos por Matja? Kek.

En seis minutos de la recta final del encuentro, el equipo visitante empató el marcador, luego de volcarse al arco contrario con insistencia, el delantero ghanés Boadu Acosty ganó un duelo individual al capitán “rossoneri” Leonardo Bonucci y clavó el esférico en el arco del joven arquero italiano para acortar distancia en el marcador.

Al 90 el central marcó la pena máxima a favor de los “Blancos” que el delantero Josip Elez hizo válido con un ligero disparo raso que venció a Donnarumma para sí emparejar los cartones y de paso resaltar la falta de juego del histórico conjunto italiano que no pudo mantener la ventaja a pesar de que parecía tener el control del balón.

Ya al minuto 94, a uno de cumplir los cinco que agregó el árbitro central, el canterano de 19 años Patrick Cutrone salvó la noche para los suyos, luego de clavar el esférico en el arco rival tras una asistencia de Fabio Borini.

Con este resultado, AC Milan figura como líder del Grupo D con seis unidades, mientras que Rijeka se coloca en el fondo de la clasificación con cero unidades y una diferencia de -2 goles.

Comentarios

comments

Compartir nota