Sobrio homenaje de Enrique y Guillermo a la princesa Diana

Compartir nota

AFP Londres. – Los príncipes Enrique y Guillermo y su esposa Catalina rindieron este miércoles un sobrio homenaje a Diana Spencer, veinte años después de su muerte, al mismo tiempo que se acumulaban ramos de flores ante la residencia londinense de la “princesa de los corazones”. Mientras los medios del país emitían programas y especiales sobre la todavía muy popular princesa de Gales, sus hijos visitaron bajo la lluvia torrencial el jardín blanco efímero creado en su memoria en el palacio de Kensington, donde residía Diana.

En el jardín predominan las flores de tonos blancos, con algún toque de color, y fueron especialmente plantadas este año para rendir homenaje a la princesa. Los príncipes observaron después a unos metros del jardín los ramos de flores depositados por la gente, antes de que Enrique colocara el suyo, que le fue entregado por una persona del público.

“Vine hace 20 años con mi madre y mi hijo, que ahora tiene 21 años”, dijo Stephanie Davinson, maestra auxiliar de 52 años, tras depositar su ramo. “Lo hice por sus hijos, que siguen su camino. Creo que hay mucho de ella en ellos”, añadió.

Delante de las vallas del palacio londinense, ramos, mensajes y fotos comenzaron a acumularse desde el martes, veinte años después del mar de flores depositado en el mismo lugar por millones de personas desconsoladas.

Preocupados por perpetuar el compromiso de su madre y por preservar su legado, ambos príncipes deben también reunirse con representantes de organizaciones caritativas a las que ella apoyaba, lejos del glamour del gigantesco concierto que habían preparado en Londres por el décimo aniversario de su desaparición.

Comentarios

comments

Compartir nota