Muestra Rusia su modernizada flota en desfile de S. Petesburgo

Compartir nota

EFE Moscú.

– Rusia exhibió hoy su modernizada flota de guerra en un gran desfile naval celebrado en San Petersburgo con motivo del Día de la Armada rusa, en una nueva demostración de que el país no renuncia a recuperar su grandeza militar en medio de crecientes tensiones con Occidente.

Novísimos barcos como la fragata “Almirante Makárov” y otros completamente modernizados y rearmados, como el submarino nuclear “Dmitri Donskoi”, desfilaron por el río Neva desde el corazón de la antigua capital de los zares hasta el golfo de Finlandia, con las tripulaciones formadas en cubierta con uniformes de gala blancos.

Unos cuarenta barcos de guerra de todas las clases y rangos, incluido el gran crucero nuclear “Pedro el Grande” -el más grande del mundo en su categoría- participaron en el gran desfile naval, el primero que se celebra en San Petersburgo desde la desintegración de la Unión Soviética.

Tras inspeccionar la flota a bordo de una lancha, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, felicitó a los marineros y oficiales “por su destreza para resolver los problemas más difíciles, por su servicio y fidelidad a la Patria y al pueblo”.

“La historia de Rusia está estrechamente relacionada con las victorias de su valiente Armada. El estatus de poderosa potencia naval del país se ha ganado con la bravura de marineros y oficiales y el talento de los constructores navales”, dijo en el discurso que pronunció frente al histórico Almirantazgo de San Petersburgo.

En vísperas del Día de la Armada, el mandatario ruso promulgó las bases de la política naval militar del país, un documento que declara que Rusia no permitirá una notable supremacía de otras flotas sobre la suya. “Rusia mantiene el estatus de potencia naval que garantiza la realización y defensa de sus intereses nacionales en cualquier parte del océano mundial, y permite llevar a cabo una política marítima independiente”, subraya la doctrina.

Comentarios

comments

Compartir nota