TRIGÉSIMO CONCURSO DE MÁSCARAS EL ROSTRO CULTURAL DE BERNAL

Compartir nota

POR SHARENY LÓPEZ SERRANO FOTOS MIGUEL CRUZ Noticias El rescate de juegos tradicionales como el trompo, la resortera y las canicas, así como la preservación de la naturaleza bernalense quedó plasmada en mágicas mascaras que niños, niñas, hombres y mujeres del municipio de Ezequiel Montes realizaron para participar en el Trigésimo Concurso de Máscaras, el pasado martes 2 de mayo teniendo como sede al Auditorio Municipal del Pueblito Mágico de Bernal a partir del mediodía y hasta las tres de la tarde, hora en la que se otorgaron los tres primeros lugares para cada una de las dos categorías en donde los premios consistieron en tres, dos y mil pesos para los adultos y mil 500, para los niños.

Para la reñida contienda se tuvo a Paulina Macías directora de la Galería Libertad, Manuel Oropeza Segura museógrafo y Blanmi Núñez coordinadora del Museo de la Ciudad como miembros del jurado calificador que nombró la Secretaría de Cultura del Estado de Querétaro, quienes después de pasar personalmente a ver las dieciocho máscaras colocadas en taburetes de madera y escuchar la presentación oral de todos los participantes, deliberaron en privado para decidir quiénes serían los afortunados vencedores que, además de llevarse un jugoso motín en efectivo tendrían el honor de exponer sus creaciones en el Museo de la Máscara de manera permanente.

Al respecto la señora Sara Feregrino quien preside la Asociación Civil Bernal Pueblo Mágico, pronunció en entrevista exclusiva que desde hace treinta años el concurso fue fundado por el señor José Velázquez Quintanar, tiempo en el que aún no se consolidaba el icónico Museo de la Máscara.

“Antes se exponían las mascarillas al exterior de la Delegación” recordó y subrayó que desde la formación de la Asociación en el año 2006 se empezó a trabajar para formar la Galería que consiguió consolidarse en el 2014, rescatando algunas piezas de las colecciones originales.

“Mi esposo se puso a trabajar en su máscara “El Guerrero de la Montaña” por las noches desde hace varios días” compartió la señora María Rosario Reséndiz de la Cruz quien asistió con su hijo Emiliano para brindarle su apoyo en el transcurso del tradicional certamen que, por cierto, estuvo lleno de misticismo e historias de fantasía.”Lo bonito de este concurso además de la creatividad en el uso de materiales que se encuentran naturalmente en la región como las pencas de maguey o las semillas para la creación de las máscaras, es la imaginación y rescate de mitos, leyendas e historias sociales que cada una representa” agregó la señora Sara quién mencionó contenta la apertura de la categoría infantil que se realizó en el año 1994.

“Es fabuloso porque así también se le da voz a los niños, quienes son los maestros de la imaginación”.

Fueron ocho los niños que participaron con sus piezas.

Y entre los favoritos estuvo Axel Leonel Cruz Barrera con su máscara Trompito que tuvo la intención de otorgarle un homenaje a los juguetes con los que sus padres y abuelos jugaban.

Historias que ya casi forman parte de los ecos que de vez en cuando retumban en las calles y rincones de su pueblito.

“Ya casi no veo estos juguetes en las manos de mis amigos, ahora son las tabletas y los celulares” compartió en su presentación sin saber que sería el ganador del segundo lugar, tan solo detrás de Valeria Ugalde López que compitió con su máscara Elefante y delante de Marlene Cruz Reséndiz con su pieza Nezahualcóyotl.

Por su parte los adultos también aportaron su visión al universo cultural tan significativo que continúa distinguiendo a Bernal de entre el resto de pueblos mágicos del Estado, resultando ganadores del primero, segundo y tercer lugar José Sergio Hernández con su máscara “La Calavera”, Gonzalo Ugalde de la Cruz con “La Serpiente Emplumada” y Sandra López Ibarra con su “Puercoespín Azul”.

La celebración de identidades e historias portadoras de múltiples anécdotas no dio tregua hasta llegado el final en el que la Delegada de Bernal Jazmani Alcázar y Sara Feregrino agradecieron el involucramiento social dentro del encuentro artístico que se consumó esa tarde pero que sin duda llevó diferentes desvelos y tardes de construcción física y literaria.

Comentarios

comments

Compartir nota