Paulina Maldonado y Agustín Alcocer juran amor perpetuo

Compartir nota
Ambos lucían tranquilos, con ese toque de serenidad que brinda la seguridad de estar haciendo lo correcto, “la amo desde antes de haberla hecho mi novia hace cuatro años” dijo Agustín refiriéndose a Paulina, a quien conoció desde la escuela primaria.Después de que once meses atrás Agustín se llevara a Paulina al puerto de Acapulco en Guerrero para entregarle el anillo en un yate en altamar, la pareja estaba por fin ahí, frente a frente en el altar ante los seres queridos más importantes de sus vidas, como la mamá de la novia Margarita Gutiérrez y los padrinos de velación Jesús Salcedo y Patricia Jiménez que hicieron uso de elegantes ropajes para honrar el enlace nupcial que un día antes había tenido lugar ante un juez civil.

Al momento de escuchar las anheladas palabras que los convirtieron en marido y mujer, las palmas de reconocimiento y alegría por parte de todos los presentes en la Casa de Dios la inundaron por completo, siendo el manto tierno que cobijó a los recién casados que salieron tomados de la mano para abordar el coche clásico que los llevó a La Bartola en donde continuaría la emotiva fiesta por un par de horas más, porque la celebración íntima sería días después con un recorrido de Capitales Europeas como Luna de Miel.

Comentarios

comments

Compartir nota