Ghost Recon: Wildlands, frescura en el mundo de los FPS

Compartir nota

A lo largo de los últimos años hemos tenido grandes entregas de la serie Tom Clancy’s, tuvimos una gran entrega hace un par de años con Rainbow Six Siege, que nos introducía a un modo multijugador diferente, al cual muchas personas les agradó así como a otras les disgustó por completo, ciertamente era una forma innovadora de presentar un nuevo multijugador saliendo de lo que estábamos acostumbrados por un reinado de sagas como Call of Duty o Battlefield. El año pasado nuevamente nos sorprendieron con The Division, el cual nos ofrecía un título de disparos en tercera persona enfocado completamente al modo en línea donde podías formar tu escuadrón para completar misiones o para ir a una zona y enfrentar otros jugadores, sin embargo, después de un tiempo se volvía un tanto aburrido por la falta de cosas que hacer.

En esta ocasión llega Ghost Recon: Wildlands con grandes promesas, un rediseñado sistema de juego que a la vez se vuelve innovador, pero sobre todo una nueva temática que a más de uno le será un tanto familiar.

La historia está muy bien planteada y antes que nada tengo que exponer que jugué el título con su doblaje de español (latinoamericano) y es un gran doblaje. Nos encontramos en Bolivia, donde el cártel de la droga de Santa Blanca ha hecho todo lo posible por llegar a la cima, hasta convertir el país en un Narco-Estado. El gobierno tiene las manos atadas y hay una especie de pacto de no agresión tenso entre estos y el cártel que funciona a través de una relación mafiosa y corrupta. En medio de todo esto, un movimiento campesino revolucionario comunista, cansados de todo este problema y abusos del cártel, está tomando fuerza y reuniendo seguidores. Un buen día Santa Blanca va demasiado lejos y pone una bomba en la embajada de EEUU y ocurre lo que esperaríamos, se envía una fuerza liderada por una agente secreto y un equipo de combate encubierto y clasificado, los ghost. El equipo especial del cual formaremos parte y tomaremos control.

Aun siendo una historia tan clásica y cargada de clichés, he de decir que la narrativa está bien construida. Sobre el terreno estamos solos y no somos reconocidos oficialmente por el gobierno estadounidense y debemos mantener una alianza de conveniencia con los campesinos rebeldes y buscarnos nosotros mismos los métodos de procedimiento. El objetivo es derrotar a “El Sueño”, el enigmático y terrorífico jefe del cártel, que se cree un mesías de la religión de la Santa Muerte.

Nuestro objetivo será destruir su organización desde la base hasta la cima acabando con sus cuatro pilares fundamentales: Producción, Seguridad, Religión y Relaciones públicas. Para lograr todo esto debemos seguir ciertas misiones, atacar puntos específicos, recolectar información a lo largo de todo el estado y sobre todo, descargar muchos, pero muchos cartuchos.

Uno  de los puntos clave de Ghost Recon: Wildlands es su jugabilidad, si bien hemos visto como las franquicias de Ubisoft han evolucionado en este aspecto en los últimos años, debo reconocer que Wildlands superó mis expectativas y realmente me ofreció un juego que pude disfrutar a tope. Al principio tengo que admitir que los controles me eran un tanto incomodos, ya que yo como muchos estamos acostumbrados a FPS más rápidos, donde llegas le disparas  a medio mundo y te vas, sin embargo en Wildlands esto es posible pero no es recomendable, el juego se basa más en el aspecto táctico, en el sigilo y en el analizar cada uno de los movimientos que vas a realizar y sobre todo como vas a realizarlos. Si bien un aspecto que me parece fundamental y que carece el juego es un botón o acción para esquivar, rodar o no sé algo parecido, algo que si me ofrecía The Divison y claro, esto es meramente personal, creo que estoy muy acostumbrado a que un título de disparos en tercera persona me proporcione un botón para salir del fuego rápidamente y cubrirme. Fuera de eso, no tuve ningún otro problema o complicación y con el tiempo dentro del juego me fui acostumbrando a ser más táctico, a estar agachado o arrastrado y siempre dar órdenes a mi equipo.

Coberturas, drones, campamentos, vehículos variados, capacidad para afrontar situaciones de formas variadas, resumiendo, todas las cosas que esperarías de un sandbox y con uno de los mapas más grandes que hemos visto hasta la fecha, si bien The Divison tenía un mapa bastante grande, hoy en día se ve demasiado pequeño en comparación con Wildlands.

El modo multijugador por otro lado, se ve que aprendieron bastante de la fallas y faltas que tenía The Divison, ya que el jugar con amigos nos brinda una experiencia completamente diferente a como lo es con la IA, claro esto no quiere decir que si no tienes amigos no puedes disfrutar el juego, porque a pesar de todo, la IA es muy buena y de las mejores que podemos experimentar en algún juego, no estorban, reaccionan a tus ordenes de forma inmediata y siempre están al pendiente de tus alrededores, tal vez, demasiado buenos diría yo.

Como recomendación personal, jugarlo en dificultad extrema, es como más se disfruta, tiene un equilibrio de exigencia impecable y te obliga a jugar con una actitud mucho más cuidada y pasando desapercibido, que es lo que se supone que quiere ser el juego. Regresamos a la parte de no entrar como “juan por tu casa” y planear más la estrategia que vas a utilizar para poner fin a este cartel de las drogas.

Tengo que admitir que no esperaba mucho de Ghost Recon: Wildlands, sin embargo tras muchas horas de juego puedo decir que es una gran entrega y sobre todo uno de los mejores juegos que veremos este año, si bien no hay mucho camino por el cual recorrer cuando se trata de FPS, es bueno ver que compañías busquen innovar cada vez más con su estilo de juego y que se comprometan en brindarnos una experiencia única, destacada y diferente a toda la competencia. El título es impecable, con una gran historia, con muchísimas misiones secundarias y con un mapa que tardarás varios días en acabarte. Y claro, el modo multijugador hace de este título una mejor y más completa experiencia en cuanto a un equipo se refiere.

Comentarios

comments

Compartir nota

Video promocional