For Honor, una de las grandes revelaciones en videojuegos.

Compartir nota

Una de las grandes revelaciones de Ubisoft en el E3 2015 fue For Honor, un juego que nos presentaba una temática que raramente se toca en la industria de los videojuegos y que habíamos visto años atrás cómo fracasaba el tan hablado Ryse: Son of Rome de Xbox.  Hablamos de la temática medieval ¿armas? ¿sangre? ¿golpes? ¿testosterona? ¿naturaleza? Y mucho más puede ser lo que viene a nuestra mente cuando hablamos de la etapa medieval.

Aún recuerdo ese trailer, lleno de acción, golpes, unos escenarios increíbles y muchas, pero muchas armas chocando entre sí. Estábamos contemplando una apuesta que nadie había intentado antes y, si bien no lo tomamos con demasiada emoción en aquel entonces, a lo largo de estos dos años Ubisoft Montreal (compañía que desarrolla el juego) se encargó de llenarnos de emociones y deseos por tener este juego, el cual la semana pasada por fin llegó a nuestras manos.

Y a todo esto ¿qué tal está For Honor?

Vamos a lo primero: la historia o modo campaña. En esta parte, tal vez la menos destacable del juego, no porque sea mala, simplemente puede tornarse un tanto repetitiva por las diferentes tareas que tienes que realizar como recuperar tu territorio, atacar uno, derrotar tropas o a diferentes enemigos de la diferentes facciones: Vikingos, caballeros y samurai -de las cuales hablaremos un poco más adelante- la historia nos va narrando una serie de sucesos acerca de los guerreros más emblemáticos de cada facción que tenemos dentro del juego y de las batallas a las cuales tuvieron que enfrentarse, los conflictos que los llevaron a la guerra y el cómo tú como jugador tomarás el papel de cada uno de estos guerreros para resolver el conflicto. Explorarás castillos, fortalezas, bosques y, sobre todo, te medirás en combate muchas ocasiones. Además, la campaña la puedes jugar en modo cooperativo con una persona más, por lo que pasarla se vuelve aún más entretenido.

No profundizaremos en los detalles de la historia, ciertamente es algo que se tiene que disfrutar. La historia en sí no es muy larga, pero es una gran introducción a lo que es For Honor y sobre todo es una gran opción para aprender los diferentes controles, ataques y movimientos especiales que tienen cada personaje.

Las Clases

Tenemos diferentes clases y facciones dentro del juego, generalizándolas como las mencionamos previamente en sus facciones: caballeros, vikingos y samurai. ¿Qué más podemos pedir? Pero esto no es todo, cada facción a su vez tiene cuatro heroes y cada uno de ellos se especializa en diferentes cualidades de batalla.

The Vanguards: Warden (caballero), raider (vikingo) y Kensei (samurai)

Estos héroes son los más básicos y los que te recomendamos ampliamente si apenas estás iniciando con el juego. Son adaptables al momento del combate y sus combinaciones respecto a los controles los hacen muy amigables para el jugador.

The Assassins: Peacekeeper (caballero),  beserker (vikingo) y orochi (samurai)

Estos héroes (de mis favoritos) representan un mayor avance en comparación de nuestros héroes anteriores, claro, depende mucho del jugador y que forma de combate prefiera, en mi caso, me gusta la velocidad, el sigilo y los ataques rápidos. Estos héroes nos brindan esa destreza, rapidéz y agilidad a diferencia de otros. Sin embargo también puede ser una desventaja, ya que al momento de combatir contra un héroe más pesado, si no tienes bien planeada tu estrategia tal vez estos héroes no sean los indicados para ti.

The Heavies: Conqueror (caballero), warlord (vikingo) y shigoki (samurai)

Como su nombre lo dice, estos héroes son pesados, sí, pero a la vez sus ataques son de los más fuertes, en este caso tal vez no eres tan ágil, ya que tu principal atributo es la fuerza y resistencia, pero si lo tuyo es esperar el momento correcto para atacar y no moverte mucho, estos héroes son los indicados para ti.

The Hybrids: Lawbringer (caballero), walkyrie (vikingo) y nobushi (samurai)

Ya te imaginarás cual es el enfoque principal de estos héroes, sí, ninguno de los anteriores, estos héroes pueden actuar de una forma o de otra, depende de cómo lo quieras controlar, no son los más rápidos pero tampoco los más pesados, su combate puede ser lento o rápido y sus armas están enfocadas en un combate más equilibrado al momento de defender o atacar.

El gameplay, seguramente es una de las partes que más llaman la atención y en lo personal una de las que más me preocupaban. Sin embargo, tuve la oportunidad de jugar tanto la versión de consola como la versión de PC y puede decir que ambas plataformas tienen grandes controles y su respuesta es increíble, sin embargo, me quedo con la versión de consola. La precisión de los movimientos de la espada, mazo, lanza y demás al momento de tener un control se me hace impecable. Los controles tanto para defender como para atacar están increíblemente bien distribuidos, la cámara reacciona de manera fluida con los movimientos de tu personaje lo que hace el momento del combate muy dinámico con respecto a su vista en tercera persona. Los pasos que das al momento de atacar, los saltos que das al momento de esquivar, cuando atacas o defiendes con tu espada; es una sensación única que te hace vivir el combate en tiempo real.

Multijugador, ahora sí, vamos a lo mejor. ¿quién no ha querido agarrarse a espadazos con un amigo o con cualquier persona? AQUÍ PODEMOS HACER ESO Y MUCHO MÁS. El modo multijugador de For Honor  se divide a su vez en cinco modos de juego duels, el cual como su nombre lo dice es un duelo de 1v1; esta el modo brawl el cual es un poco más complicado, ya que ahora los duelos se convierten en el mejor de cinco partidas y a diferencia de los duelos, aquí siempre enfrentarás a otra persona por la gloria (sí, puede ser un coreano). Tenemos el modo elimination skirmish, aquí aumentan los números y tendrá a cuatro compañeros que te acompañarán a la batalla, el último que quede en pie ganará para su equipo y en el modo skirmish podemos decir que es similar, sin embargo, aquí estarás acompañado de tropas al momento de la batalla. Y por último tenemos el modo dominion, el cual básicamente se resume en capturar puntos acompañado nuevamente de otros tres compañeros y tropas al momento de la batalla.

El nivel de personalización para cada personaje en el modo multijugador es increíble, desde el hecho de que algunos héroes puedes tener tu versión femenina o masculina hasta las diferentes modificaciones o cambios que le puedes hacer a tu armadura o armas, claro, esto no nada más es estético (aunque algunas cosas se ven increíbles), cada uno de estos cambios te ayudarán al momento del combate aumentado tus habiliades o disminuyendolas, para esto deberás estar muy atento al momento de equiparte algo nuevo.

Sin duda For Honor fue una gran sorpresa para muchos de nosotros, transportándonos a un mundo que muchos queríamos explorar desde hace mucho tiempo y ofreciéndonos un control y sistema de combate de gran calidad.

 

Comentarios

comments

Compartir nota