280 mdp para planta tratadora de aguas en Corregidora: FDS

Compartir nota

POR RUBÉN PACHECO CORTÉS N O T I C I A S Luego de más de 20 años de existencia de la planta tratadora de aguas residuales, misma que ha presentado problemas con los malos olores denunciados por los vecinos; la tarde de ayer, el gobernador del estado, Francisco Domínguez Servién; el director general de la Conagua, Roberto Ramírez de la Parra; Mauricio Kuri, presidente de Corregidora, así como funcionarios estatales, acudieron a dichas instalaciones donde el ejecutivo federal y estatal invertirán 280 millones de pesos para su renovación y con ello evitar los malos olores generados a la zona.

Actualmente, la planta tiene dos módulos, sin embargo, sólo trata 315 litros por segundo y tiene una subutilización del 37 por ciento y debido a la incapacidad hidráulica de esta planta, se proyectó la rehabilitación de las instalaciones; este proyecto se denomina, “Reconversión del Proceso de Tratamiento de la Planta de Aguas Residuales Sur” y busca hacer eficiente el funcionamiento.

Lo que se busca es que esta planta pueda tratar hasta 600 litros de agua por segundo, con un proceso de nodos activados y filtración, y con ello cumplan con las normas mexicanas; el agua tratada se pretende reutilizar para actividades agrícolas.

Cabe señalar que la zona donde se ubica representa riesgos sanitarios para la población, por lo que los 280 millones de pesos se usarán en el rediseño integral de la planta.

El proyecto consta de tres etapas: la primera, reconvertirá uno de los dos módulos con los que la planta trabaja actualmente, para migrar a un proceso de nodos activados por aireación extendida, esta parte concluirá en 120 días, los cuales empezarán a contar una vez terminado el proceso de licitación pública.

La segunda parte tiene que ver con la repetición del mismo procedimiento para el módulo dos, lo que permitirá que la planta continúe funcionando de manera ininterrumpida.

Se espera que concluya el primer semestre del siguiente año.

En la tercera parte se construirá un nuevo módulo que permitirá consolidar el proceso de tratamiento de lodos en su conjunto; estas tres etapas permitirán tener una capacidad de 600 litros por segundo.

Se estima que el proyecto concluya en su totalidad a finales del año 2017, lo que permitirá a los vecinos menores riesgos a la salud y mejores condiciones ambientales.

El gobernador aclaró que la posibilidad de generar este proyecto se debió a la responsabilidad compartida del gobierno federal y estatal, así como del gobierno municipal para la gestión, pues confió en el trabajo conjunto de ambas instancias.

Refirió que este tipo de obras son visibles, sin embargo, el beneficio es más efectivo para los habitantes.

Por el momento, solo resta la licitación.

Por su parte, el director general de la Conagua señaló que como parte del desgaste normal que tiene este tipo de infraestructura, se debe dar mantenimiento y resaltó que actualmente se cuenta con la tecnología necesaria para eliminar cualquier tipo de malos olores.

Señaló que a nivel nacional existen plantas tratadoras abandonadas en lugar de rehabilitarlas, esto debido a que no otorga ningún beneficio económico, sin embargo, el funcionario se comprometió a instalar celdas fotovoltaicas para generar energía limpia y con ello usarla para el funcionamiento de la propia planta.

“Normalmente, las plantas de tratamiento tienen un costo muy alto, sobre todo en el tema de energía y lo que debemos es pensar en la posibilidad de autogenerar energía.

Yo voy a buscar un poco más de dinero para ponerle celdas fotovoltaicas, de manera que podamos generar energía limpia y con ello abatir el costo de operación”, concluyó.

Comentarios

comments

Compartir nota