No es válidodecir que los drenes Fallan porque ya están viejos: Lomelí

Compartir nota

POR LETICIA JARAMILLO N O T I C I A S En los últimos 35 años cada sexenio se habían hecho drenes en Querétaro hasta llegar a los 33, sin embargo, hoy lo que urge es un diagnóstico de toda la red hidráulica, contar con un drenaje integral pluvial, reforzar y rehabilitar las actuales estructuras, y continuar el trabajo en las redes macro como Zaragoza y Constituyentes.

El presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Comunicaciones de la LVII Legislatura local, diputado Jorge Lomelí Noriega, agregó que en Zaragoza y Constituyentes, sobre todo en la parte donde cambia la pendiente desde la zona de la Cruz hasta el Centro Histórico, así como en la parte entre Corregidora y Ezequiel Montes, es donde principalmente se requiere un drenaje integral pluvial.

Además, se deben rehabilitar las actuales tuberías y generar los ductos por debajo de las calles.

El drenaje integral pluvial es necesario porque sólo existe en tres calles que lo tienen: Constituyentes, Zaragoza a través de Tecnológico, pero son pequeños tramos.

El legislador comentó que no es válido decir que los drenes fallan porque ya están viejos, ya que cada gobierno está obligado a supervisarlos, particularmente en temas de vida o muerte como ocurrió con el Dren Cimatario I.

Dijo que los drenes de concreto tienen más de 50 años de vida en términos estructurales, no así en términos hidráulicos porque en este caso depende de la aportación de agua que vaya teniendo; pero los que son de mampostería son más vulnerables al paso de los años por la humedad.

Recordó que en el sexenio del Lic.

Mariano Palacios se hicieron drenes como el Dren Cimatario I en ampliaciones, y a la medida que se agotaba el tiempo de vida útil que es de 50 años se ampliaban; esto se continuó haciendo con Enrique Burgos García, con Ignacio Loyola Vera y Francisco Garrido, en cuyos sexenios se hicieron más drenes y se mejoraron los que ya estaban.

Recalcó sin embargo que no hay red hidráulica pluvial en Zaragoza y en Constituyentes, a excepción del cárcamo de la Alameda que lleva el agua hacia el río Querétaro.

Jorge Lomelí expresó finalmente que las alteraciones climatológicas son impredecibles al igual que los impactos de las mismas, y cada día lo vemos con mayor intensidad; lluvias que duran media hora con una lámina de 50 milímetros, y lluvias que duran lo mismo pero alcanzan hasta 60 o 70 milímetros.

Comentarios

comments

Compartir nota